Las dos caras de Turquía para BBVA: líder en ventas digitales, pero el entorno dispara los deterioros

Empresas, EXPANSION

Sucursal de Garanti.

Los resultados de Garanti caen un 7,7% en el primer trimestre. El deterioro de activos financieros de la filial turca se eleva un 74,5% en tasa interanual.

Garanti ha dado algunas de las peores y también de las mejores noticias de BBVA en el primer trimestre de 2019. La entidad turca registró un beneficio de 142 millones de euros en el periodo, lo que supone una caída (en euros constantes) del 7,7% respecto al mismo periodo del año anterior, según las cuentas mostradas por la entidad en la presentación de resultados. El consejero delegado del grupo, Onur Genç, reivindicó que han sido «mejor de lo esperado» dada la situación que vive el país.

Pese a encontrarse en un entorno económico recesivo, el negocio de BBVA en Turquía logró incrementar un 20% su margen de intereses, «gracias, principalmente, a los mayores ingresos de los bonos ligados a la inflación», según informó la entidad. También crecieron a doble dígito las comisiones: un 25,8% en tasa interanual.

El negocio fundamental del banco turco está creciendo, pero el escenario macroeconómico del país (varios trimestres de caída del PIB y proceso de devaluación de la lira) ha obligado a los responsables de la entidad a ajustar sus expectativas en el país. Por ello, el banco registró un incremento del 74,5% en la partida de deterioro de activos financieros hasta los 202 millones de euros, vinculado sobre todo a las carteras mayoristas. Estos mayores ajustes explican más que ningún otro factor la caída del beneficio en el trimestre.

En oposición a los puntos oscuros, Turquía se posiciona como una de las geografías más dinámicas para la estrategia digital de BBVA. Garanti logra vender un 84,4% de sus productos por medios digitales, lo que la sitúa, y de forma destacada, como la filial del grupo vasco que mayor porcentaje de sus ventas cierra a través de estos canales.

El banco en su conjunto ya coloca un 56,8% de sus productos de forma digital. Sin embargo, las cifras varían en función de la geografía. Así, Estados Unidos es el país con un porcentaje menor (27,4%), seguido por España (47,7%) y México (52,9%). Con Turquía como alumno más aventajado, la segunda posición la ocupa América del Sur, que logra vender un 58,4% de su catálogo por medios online.

Vigilancia a la lira

Otro de los aspectos positivos destacados por los responsables de BBVA respecto a Garanti ha sido su comportamiento en el segmento de los préstamos a empresas en lira turca. La puesta en marcha, por parte del Gobierno de Turquía, de un programa de financiación empresarial avalada por el Tesoro ha permitido a la filial del banco presidido por Carlos Torres elevar su cuota en esta tipología de negocio.

En la presentación de resultados, Genç reiteró la apuesta de BBVA por Garanti a largo plazo. «La ratio de deuda pública turca es de las más bajas del mundo dado su perfil demográfico, y cuenta con un sector privado muy dinámico», opinó el consejero delegado, que alabó las reformas económicas emprendidas por el Ejecutivo turco, que, según señaló, hasta el momento se han ceñido a lo anunciado: «Desde septiembre vemos que ha ido cumpliendo, lo que nos da unas expectativas positivas», afirmó.

Genç no negó, sin embargo, que el país presenta varios desequilibrios que les llevan a extremar la vigilancia sobre su filial. En particular, se mostró preocupado por la evolución de la lira, que debido a su proceso de devaluación está complicando más allá de lo habitual la financiación al sector privado. «Gran parte de los créditos al sector corporativo están denominados en moneda extranjera pero las empresas pagan en moneda local y en un momento de devaluación esto tiene un impacto», admitió el ejecutivo.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top