Naturgy estabiliza sus cuentas tras las pérdidas históricas y gana 341 millones

Empresas, EXPANSION

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

Naturgy ha alcanzado un beneficio neto de 341 millones entre enero y marzo de este año, lo que supone un 6,7% más que en idéntico periodo de 2018.

El año 2019 es el primer ejercicio completo tras la puesta en marcha del nuevo plan estratégico del grupo hace unos meses, cuya implantación fue paralela a un ajuste masivo del valor de algunos activos, que llevó a la compañía a registrar unas pérdidas históricas.

El primer trimestre de este año refleja por tanto la normalización de la cuenta de resultados tras esos números rojos, que superon los 4.000 millones. Según la compañía, presidida por Francisco Reynés, los resultados «demuestran el progreso en la implementación de su plan estratégico con una decidida apuesta por las energías renovables y un sólido plan industrial».

El resultado bruto operativo (ebitda) creció un 6,3%, hasta los 1.119 millones. En términos ordinarios, es decir, sin contar algunos efectos extraordinarios, el beneficio neto se hubiera situado en 377 millones, un 15,8% más, y el ebitda en 1.104 millones, un 5,7% más.

Las inversiones ascendieron a 301 millones de euros en el periodo y reflejan principalmente el desarrollo de nueva capacidad de renovables prevista por la compañía, así como el crecimiento en redes de distribución, siempre en línea con los requisitos fijados en el Plan Estratégicos 2018-2022.

Al 31 de marzo de 2019, la deuda neta ascendió a 15.003 millones de euros, un 2% menos que el 31 de diciembre de 2018, gracias a un mayor foco en la generación de caja, tras haber destinado 560 millones para el pago del dividendo complementario del 2018 y un total de 135 millones para el programa de recompra de acciones propias durante el trimestre.

Resultados por negocios

Por unidades de negocio, Gas&Power registró un ebitda ordinario de 409 millones, un 1,2% más, debido principalmente a que las nuevas políticas comerciales del grupo, el plan de eficiencias y la nueva capacidad de renovables han podido compensar la caída de precios del gas registrada en los primeros meses del año.

La suspensión del impuesto a la generación en España compensó parcialmente la menor aportación hidráulica, los mayores costes de CO2 y la suspensión de los pagos por disponibilidad de los ciclos combinados de gas.

El negocio de Infraestructuras Europa y África incrementó su ebitda ordinario un 7,7% hasta los 475 millones de euros, como resultado de un buen comportamiento de todas sus actividades.

El resultado del negocio de Infraestructuras Latinoamérica Zona Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) creció significativamente, con un ebitda ordinario de 194 millones de euros (+15%), gracias a las eficiencias alcanzadas y a la actualización de las tarifas que reconocen la devaluación de las divisas y la inflación.

El área de Infraestructuras Latinoamérica Zona Norte (México y Panamá) aumentó el resultado operativo ordinario en un 68%, hasta 101 millones de euros, debido a la revisión regulatoria de las tarifas y un crecimiento de la demanda.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top