Sabadell abre el camino de la deuda no preferente para la banca mediana

Empresas, EXPANSION, Mercados

Oficina de Banco Sabadell.

La entidad coloca 1.000 millones de euros en este tipo de deuda ante el desatado apetito de los inversores, que demandaron más de cuatro veces.

La rueda de la deuda anticrisis sigue girando y ya alcanza a los bancos de menor tamaño. Sabadell se ha convertido en la primera entidad mediana que se atreve en España a acudir al mercado para emitir deuda sénior no preferente, el tipo de bonos que estrenó Santander en 2017 y que destaca por su capacidad de absorber pérdidas en caso de que la entidad en cuestión pase por un mal momento. A cambio, eso sí, debe ofrecer a los inversores un interés adicional, por lo que es más cara que la deuda tradicional.

Hasta la fecha, la emisión este tipo de deuda había quedado limitada a Santander -en gran volumen- y BBVA y CaixaBank -en menor medida-. Sabadell, con la operación cerrada con éxito, abre camino al resto de entidades a los que la Junta Única de Resolución también les exige captar recursos de este tipo para la construcción de su colchón anticrisis. El objetivo detrás de esta protección adicional es evitar, o limitar en la medida de lo posible, el uso de dinero público en los rescates.

La entidad que preside Jordi Gual apeló a los inversores con un objetivo inicial conservador, de 500 millones de euros, sabedor de que se adentraba en un terreno desconocido para la banca española mediana. Pero en tan sólo 15 minutos la demanda había superado esa primera meta y tanto los colocadores como la propia entidad vieron una clara oportunidad de ser más ambiciosos.

Sabadell finalmente captó 1.000 millones de euros en bonos sénior no preferentes a cinco años con una demanda más que notable. Las órdenes superaron los 4.250 millones de euros, es decir, más de cuatro veces la cantidad finalmente adjudicada.

Pero no sólo en el volumen apretó el banco en la emisión de ayer. Aprovechando el desbordado apetito de los inversores, Sabadell redujo la rentabilidad a pagar desde los 210 puntos básicos sobre midswap (referencia para las emisiones de renta fija denominadas en euros) hasta los 175 puntos básicos. De esta forma, el cupón final se ha fijado en el xx%.

Fuentes financieras aseguran que el éxito de esta operación será clave para que el resto de bancos medianos se atrevan a aprovechar el buen momento de mercado para llevar a cabo su debut en la emisión de deuda sénior no preferente. Según estas mismas fuentes, todos los ojos miran ahora a Bankia.

Habrá más emisiones

La emisión de Sabadell se enmarca dentro del plan comunicado por la entidad en su última presentación de resultados y que prevé colocar 1.500 millones de euros en bonos de este tipo cada año durante los próximos tres ejercicios. De esta forma, se espera que Sabadell realice entre dos y tres emisiones de deuda sénior no preferente al año. Atendiendo a estas cifras, en 2019 el banco todavía tendrá que apelar a los inversores en una ocasión más para captar recursos de estas características.

Sabadell ya cubrió en los últimos años los colchones de bonos contingentes convertibles (CoCos) y deuda subordinada, ambos activos con más riesgo -por su mayor capacidad de absorber pérdidas- que la deuda sénior no preferente. El pasado año, la JUR comunicó al banco -al mismo tiempo que a Santander y a BBVA- que debía captar recursos con capacidad de absorber pérdidas por valor del 22,7% de sus activos ponderados por riesgo a cierre de 2016.

Para llevar a buen término la operación, Sabadell contrató los servicios de Deutsche Bank, HSBC, Société Générale y Goldman Sachs, además de contar con el trabajo de su propio equipo de banca de inversión.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top