Mecalux prevé duplicar ventas en 5 años por el auge del comercio online

Empresas, EXPANSION

Oficinas de Mecalux en Cornellà (Baix Llobregat).

La empresa de sistemas de almacenamiento confía en facturar 1.400 millones, con un ebitda de 150 millones, en 2024, tras reordenar su accionariado con la salida de March y REA.

Cambio accionarial e inyección financiera para apuntalar los planes de crecimiento orgánico de Mecalux.

La empresa catalana de sistemas de almacenamiento cerró la semana pasada la salida de su capital de Corporación Financiera Alba (Grupo March) y de Corporación Industrial REA, que han vendido el 31% del capital a la propia Mecalux y a los fundadores y accionistas mayoritarios de la compañía, la familia Carrillo.

La compraventa de acciones se ha ejecutado por 155 millones de euros y ha situado a los Carrillo con el 90% del capital, frente a un 9% de la familia Zardoya y un 1% de minoritarios. La compañía ha conseguido respaldo financiero, no solo para hacer frente a la adquisición de los títulos, sino también para refinanciar deuda bancaria (90 millones de euros al cierre de 2017) y conseguir recursos adicionales para crecer.

La operación de financiación paralela a la reordenación accionarial se eleva a 265 millones de euros y se desglosa en dos contratos a largo plazo. El primero, de 130 millones, está asegurado por Santander -que posteriormente lo sindicará con otros bancos- y se subdivide en un préstamo sénior a seis años y un crédito revolving. El segundo contrato, de 135 millones de euros y a siete años, se amortizará íntegramente a su vencimiento y está a cargo de l fondo francés de deuda Tikehau Capital.

Mecalux alcanzó el pasado ejercicio unas ventas consolidadas de 720 millones de euros, un 5% más que en 2017, y un ebitda de casi 70 millones de euros. A cinco años vista, el plan estratégico contempla duplicar tanto la facturación, hasta 1.400 millones, como el ebitda, que superaría los 150 millones de euros en 2024.

Con presencia en 20 países, la empresa catalana concentra a partes iguales el 90% de sus ventas en Europa y Estados Unidos -el 10% restante corresponde a Brasil y Argentina- y basa sus expectativas de crecimiento en la fuerte demanda de tecnología en los almacenes impulsada por el auge del comercio electrónico, que está provocando cambios profundos en los sistemas de producción y distribución de las empresas.

En este sentido, la división que más crecerá es la de almacenes automáticos, con un volumen de contratación de 200 millones de euros este año y la previsión de llegar a 500 millones en un período de cinco años. Al mismo tiempo, Mecalux pretende reforzar su división de software para la gestión de almacenes mediante un ambicioso programa de inversiones tecnológicas; este área de negocio aportará en 2019 unos 20 millones de euros de facturación, una cifra que podría aumentar hasta 100 millones en 2024.

Para dar continuidad a sus planes de futuro, Mecalux está abierta a posibles alianzas estratégicas. A medio-largo plazo, podría dar entrada de nuevo a socios e incluso volver a cotizar en la Bolsa española, donde sus acciones se negociaron hasta 2010.

La firma dirigida por Javier Carrillo ha contado con el asesoramiento financiero de Alantra y con el apoyo legal de Cuatrecasas, Pérez Llorca y DLA en la recomposición de su accionariado y en la operación de financiación.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top