Fainé desmiente al exsubgobernador y asegura que les animó a participar en la salida a Bolsa de Bankia

Empresas, EXPANSION

Isidre Fainé, presidente de Fundación Bancaria La Caixa.

El banquero admite que había «cierto consenso» en CaixaBank en que era «una operación de salvamento».

Isidro Fainé ha admitido durante su declaración como testigo en el juicio contra Rodrigo Rato que entre 2009 y 2010 estuvo negociando una fusión entre CaixaBank y Bankia. «Pensaba que hubiera sido bueno para España», ha asegurado.

Isidro Fainé era presidente de CaixaBank en el momento de la salida a Bolsa de Bankia. Hoy es presidente de Fundación Bancaria La Caixa.

Fainé ha relatado por qué CaixaBank decidió invertir 100 millones en la colocación de Bankia. La entidad perdió la mitad de ese importe cuando salió casi un año después. «Recibí una llamada del subgobernador [Javier Aríztegui] por si queríamos estudiar la operación. Nuestros equipos técnicos la analizaron y consideraron que a un precio determinado podía tener sentido acudir. Nosotros somos inversor a largo plazo. Hubo cierta discusión y surgieron otros puntos de vista. Decidimos invertir pensando que nos iría bien», ha recordado. En este mismo juicio, Aríztegui negó en rotundo que hubiera habido presiones por parte del supervisor para que las grandes entidades participaran en la operación. El presidente de BBVA también afirmó en sede judicial que su número dos recibió una llamada del subgobernador.

A preguntas de la acusación popular, el banquero ha admitido que había «cierto consenso» en CaixaBank en que la salida a Bolsa de Bankia era «una operación de salvamento».»Cuando vimos que ya no había solución vendimos», ha recordado.

Fainé también se ha referido a las reuniones de banqueros convocadas por el entonces ministro, Luis de Guindos, días antes de la dimisión y de la nacionalización de BFA Bankia. Según su versión de los hechos, Rato creía que «podía salvarse» si hacía provisiones de 7.000 millones y gracias a la recuperabilidad de sus créditos fiscales. «Francisco González, que estaba muy cerca de los mercados, pensaba que necesitaba entre 15.000 y 20.000 millones. Mi sensación era que Emilio Botín respaldaba esa tesis», ha afirmado. «A mí, que no estaba tan pegado al mercado como ahora, las dos posiciones me parecían coherentes», ha añadido. «Nadie le pidió a Rodrigo Rato [como él sostiene] que dimitiera. Hubiera sido muy violento», ha dicho.

Durante su declaración, Isidro Fainé ha admitido por primera vez en público que entre 2009 y 2010 estuvo negociando con Rodrigo Rato una fusión entre CaixaBank y Bankia. «Pensaba que hubiera sido bueno para España», ha asegurado. Según ha explicado, la suma de ambos hubiera creado uno de los cinco mayores bancos de Europa, el mayor hólding industrial europeo y la mayor obra social. «Ellos decidieron meterse en otras operaciones», se ha lamentado.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top