Uber valdrá 82.000 millones de dólares en su debut

EXPANSION, Mercados

Cartel de Uber.

La compañía de taxis opta por la cautela y fija su OPV en 45 dólares por acción, lo que le dará potencial de subida en una salida a Bolsa clave para todo el sector tecnológico.

Uber Technologies ha optado por la cautela en su precio de salida a Bolsa.

La tecnológica californiana ha fijado un precio de 45 dólares por acción, en la banda baja de su horquilla inicial, que suponen una capitalización total de 82.000 millones de dólares. La cifra se sitúa por debajo de los más de 100.000 millones de dólares que se calculaban hace unas semanas, pero supone un salto exponencial frente a los 48.000 millones de dólares en los que se valoró Uber a comienzos de 2018, cuando SoftBank compró un 15% de la entidad.

De la crisis a Wall Street

Entonces, Uber afrontaba una sucesión de crisis que acabaron con la salida de la máxima dirección ejecutiva de su fundador, Travis Kalanick. Su sucesor en el cargo de consejero delegado, Dara Khosrowshahi, ha enderezado el ritmo de la compañía que ha revolucionado el negocio del transporte en todo el mundo hasta llevarle a las puertas de Wall Street.

Con una recaudación de unos 8.100 millones de dólares, la salida a Bolsa de Uber será la tercera mayor del sector tecnológico desde la de Alibaba en 2014. La operación será también una prueba de fuego para todos los unicornios de Silicom Valley que preparan su salida a Bolsa .

La cautela de Uber con su precio de salida pretende evitar el fiasco de su rival Lyft, que salió a Bolsa en marzo a 72 dólares, por encima incluso de la banda alta de precios, y acumula desde entonces una caída de más del 20%.

Las dos tienen una característica común: están en pérdidas. En el primer trimestre, los números rojos de Uber se han situado en cerca de 1.000 millones de dólares, por encima de las pérdidas de 890 millones de dólares del mismo periodo de 2018. Los ingresos ascendieron a unos 3.000 millones de dólares, un 20% más que hace un año pero que reflejan una ralentización en el ritmo de crecimiento.

Además, la compañía se encuentra en el punto de mira de los reguladores de todo el mundo y es objeto constante de críticas por la gestión de sus conductores. Entre los grandes riesgos futuros, Uber reconoce que «Nuestro negocio se vería afectado negativamente si los conductores fueran clasificados como empleados en lugar de contratistas independientes».

Accionistas

Como contrapartida, Uber se apoya en una marca reconocida internacionalmente y en un negocio con un potencial enorme. Muchos de los inversores actuales de la compañía, empezando por Softbank. verán multiplicada su inversión. Según la información facilitada a la SEC, se espera que Kalanick venda unas 3,7 millones de acciones en la salida a Bolsa, mientras Benchmark Capital se desprenderá de 5,7 millones de títulos. Alphabet, matriz de Google, también participa en el capital de Uber junto con un grupo de famosos como Beyoncé, Jay-Z, Ashton Kutcher y Lance Armstrong, entre otros.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top