El interés del bono español alcanza nuevos mínimos históricos

EXPANSION, Mercados

El perfil más defensivo de los inversores mantiene las compras del bono español a diez años. Desde el martes, este rally ha desinflado su rentabilidad desde el 1% hasta el 0,869%, nuevos mínimos históricos.

Parte de las desinversiones generalizadas que ha sufrido la renta variable en las dos últimas semanas, coincidiendo con el rebrote de la guerra comercial, está encontrando nuevo destino en la deuda pública europea. El giro hacia posiciones más defensivas se ha acelerado en las últimas jornadas.

El resurgir de la guerra de aranceles amenaza con enfriar en mayor medida aún las perspectivas de crecimiento económico, un escenario que favorece una rebaja en la rentabilidad de la deuda. Estas dudas sobre el grado de desaceleración de la economía han avivado incluso un nuevo debate.

Los analistas no sólo descartan ya a corto y medio plazo una subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. Los inversores miran al otro lado del Atlántico y vigilan con atención la posibilidad de que la Reserva Federal opte por una rebaja de los tipos de interés.

Sin perder de vista las novedades procedentes de la Fed, los mercados monetarios de la eurozona han girado hasta el punto de que reflejan un 30% de probabilidades de una rebaja de los tipos de interés a finales del año, según recoge Reuters.

Las dudas sobre la política monetaria del BCE, la salud de la economía, el futuro del Brexit y la inestabilidad de mercados menos defensivos como el de renta variable han relanzado el apetito de los inversores por el refugio que ofrece la renta fija.

La deuda española ha aprovechado además los recelos hacia la deuda italiana. Las crecientes discrepancias en la coalición de Gobierno y la amenaza de desafiar a Bruselas con el déficit dispararon su prima de riesgo hasta los 290 puntos básicos, máximos de tres meses.

Esta situación de mayor incertidumbre política y económica en Italia ha favorecido el trasvase hacia una deuda teóricamente más segura, con un ráting crediticio más elevado, como es la española.

Las ventas se reactivan hoy en la Bolsa española, y las compras continúan en la deuda española, de forma que la rentabilidad exigida al bono a diez años se desinfla hasta el 0,85%, nuevos mínimos históricos, por debajo de los registrados en octubre de 2016.

Las compras se han acelerado en las últimas jornadas. El interés del bono español subió en la apertura del pasado martes hasta tocar el nivel del 1%. En apenas cuatro sesiones acumula por tanto una caída de 15 puntos básicos.

Gracias a esta drástica mejora en el bono español, y a pesar del aluvión de compras que está registrando también el bund alemán, la prima de riesgo de España vuelve a bajar de la barrera de los 100 puntos básicos.

Deuda europea

Al igual que sucede en España, en Portugal los intereses de su deuda a diez años también registran hoy nuevos mínimos históricos. El respaldo de los inversores rebaja su rentabilidad al borde ya de la barrera del 1%. La prima de riesgo baja de este modo hasta el entorno de los 115 puntos básicos.

Las compras generalizadas en la deuda europea sí alcanzan esta vez a la renta fija italiana. Los inversores otorgan una tregua, y la prima de riesgo de Italia se enfría hacia el umbral de los 270 puntos básicos, cerca de 20 puntos menos que los 290 puntos que alcanzó el miércoles con la amenaza del Gobierno de incumplir el déficit exigido por Bruselas.

La deuda de referencia de la eurozona, la de Alemania, se consolida cerca de los niveles récord alcanzados en 2016. El interés exigido al bund alemán, uno de los activos refugio por excelencia, se sitúa en el -0,10%, y contrasta con las tasas positivas de interés con las que cotizaba hace poco más de una semana (+0,019% el pasado día 7).

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top