Cierre de campaña: Las aspiraciones de los partidos políticos en las elecciones autonómicas y municipales

Economia, EXPANSION

Hoy se da fin a la campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales que configurarán el reparto territorial para las principales formaciones políticas desde el próximo 26 de mayo, con Madrid como pieza clave.

PSOE: ampliar los gobiernos autonómicos y ganar más ciudades

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cierra hoy la campaña electoral para los comicios del 26 de mayo en el distrito madrileño de Hortaleza, arropando a los candidatos socialistas a la Alcaldía, Pepu Hernández, y a la Comunidad, Ángel Gabilondo, informa Servimedia. El presidente ha visitado los enclaves que pueden decantarse hacia el socialismo y que el poder termine en manos del PSOE aprovechando la victoria socialista en las generales del 28-A.

Sánchez apela en todos sus actos de esta campaña electoral a «rematar la faena» que se empezó con la victoria del 28 de abril y remarca la importancia de lograr gobiernos próximos para que el cambio en las políticas sociales en España sea «rotundo».

Los socialistas aspiran a lograr el 26-M unos resultados que les permitan afianzar los gobiernos autonómicos que ya tienen (Baleares, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias y cogobierno en Cantabria) y hacerse con otros como Canarias, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid.

El caso de Madrid es especial porque lo que pase en esta región puede determinar el éxito electoral global. Sánchez se ha volcado especialmente en Madrid en estos comicios, donde los candidatos son apuestas personales suyas: Ángel Gabilondo hace cuatro años y Pepu Hernández como su ‘apuesta sorpresa’ para la capital.

Después de que hace cuatro años Gabilondo se quedara a un escaño de ser presidente de la Comunidad de Madrid, en el PSOE creen que esta vez pueden hacerse con este tradicional feudo del PP 24 años después, siempre con pactos con otras formaciones.

Respecto a la Alcaldía de la capital, esperan un resultado que mejore los nueve concejales que lograron en 2015 y ser un partido determinante para la formación de gobierno; incluso no descartan que las cifras les acompañen y sean la opción del consenso entre los bloques.

Sevilla es la principal ciudad que gobierna el PSOE, aunque logró la Alcaldía gracias al apoyo de Podemos. Ahora, los socialistas andaluces consideran que Juan Espadas estará muy cerca de la mayoría absoluta, por lo que sólo requeriría apoyos puntuales que pueden venir de cualquier formación según el asunto a tratar.

Pero en el PSOE creen incluso que pueden hacerse con Málaga, que además de ser un bastión gobernando por el PP desde hace más de dos décadas, es la gran ciudad que les queda a los populares. Prevén que Francisco de la Torre no logre la mayoría absoluta, lo que abre la puerta a Daniel Pérez a pactar para hacerse con la Alcaldía.

Podrían recuperar la Alcaldía de Zaragoza con la candidatura de Pilar Alegría, aunque con apoyo de otras formaciones progresistas. Situación similar se registra en A Coruña y la lista de la abogada Inés Rey, y en Santiago con Xosé Sánchez Bugallo.

En este contexto la excepción la marcará, una vez más, Vigo, donde Abel Caballero llega a las urnas con una estimación de voto superior al 60% y la asignación de 18 concejales, uno más de los 17 actuales y cuatro por encima de la mayoría absoluta. Los suyos, como reconoció en un mitin en esta campaña el propio Sánchez, son datos «estratosféricos».

Las Palmas -lugar que el presidente ha visitado en la campaña de las generales y en esta del 26-M- y Tenerife son dos enclaves que pueden terminar también en manos de regidores socialistas.

En Gijón, ciudad que también visitó el líder socialista en las dos campañas, podría pasar que la candidata socialista, Ana González, fuera alcaldesa con el apoyo de otras formaciones. En Valladolid, donde ahora mismo es alcalde Óscar Puente con el apoyo de otras dos formaciones, no las tienen todas consigo, reconocen en el PSOE, para que el también portavoz de la Ejecutiva siga con el bastón de mando. El PSOE también podría ganar en Albacete y, mediante acuerdo, hacer alcalde a Emilio Sáez.

En el caso de Barcelona, fuentes del PSC admiten que el panorama está «muy polarizado» entre la actual alcaldesa, Ada Colau, y el candidato de ERC, Ernest Maragall, pero confían en sacar un «buen resultado» y ser la bisagra que determine el gobierno local, para lo cual reconocen que habrá que tener «mucha cintura».

Sin embargo, también insisten en que la apelación al voto ‘útil’ ante el independentismo a la que recurre Colau se está aproximando al PSC tras la victoria en las generales de Pedro Sánchez, en las que los socialistas fueron los más votados en la provincia de Barcelona y muy igualados en la Ciudad Condal.

Los resultados del 26 de mayo dirimirán no sólo el devenir autonómico y municipal, sino también el nacional, porque los pactos en el caso del PSOE serán siempre dirigidos desde Ferraz.

Según los estatutos del partido, queda establecido que «será obligatoria la consulta a la militancia, al nivel territorial que corresponda, sobre los acuerdos de Gobierno en los que sea parte el PSOE o sobre el sentido del voto en sesiones de investidura que supongan facilitar el gobierno a otro partido político».

PP: Confían en la «remontada»

Los candidatos del PP a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y al Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, pondrán el punto final a la campaña electoral igual que la abrieron, en Madrid junto al presidente de la formación, Pablo Casado, dirigentes del partido y confiados en una «remontada» que haga de la autonomía y la capital un «muro de contención» frente a la izquierda, informa Europa Press. En los pasados comicios generales del 28 de abril el PP pasó de primera a tercera fuerza en la autonomía, mientras que en la capital quedó como segunda formación más votada.

Los ‘populares’ tendrán como telón de fondo en la cita el gran emblema de su gestión: el soterramiento de la M-30, un modelo de ‘construir ciudad’ que tanto Ayuso como Almeida reivindican en sendas intervenciones, la construcción de 12 hospitales y 85 centros de salud, el Metrosur o el bilingüismo, algunas de las ‘medallas’ del PP que repite con insistencia.

La campaña electoral ha estado marcada por los reiterados avisos de ambos candidatos de que el PP es el único partido de centro derecha que puede realmente frenar un avance de la izquierda y han querido confiar en su electorado para hacerles ver que su voto es necesario para lograr un «oasis» frente a las políticas socialistas que llegarán desde el Gobierno central.

El presidente del PP se ha volcado con la candidatura de Díaz Ayuso pidiendo el voto del bloque de derechas y con propuestas diarias, extraídas de un programa electoral de un total de 350 medidas, ha intentado hacer olvidar las declaraciones polémicas que le dieron popularidad antes de que comenzase la campaña.

Así, con el fantasma del ‘sorpasso’ que Ciudadanos dio en las generales a nivel regional, la popular ha evitado guerrear directamente con la formación naranja y, a pesar de las críticas inevitables, se ha centrado en dirigir todos sus ataques a las izquierdas. Así, ha entrado de lleno a criticar temas como los manteros o la «okupación».

Frente a las «concesiones» de los partidos de este espectro político con estos colectivos, Díaz Ayuso ha contrapuesto la posición firme de su partido así como ha reivindicado la gestión que han llevado a cabo los gobiernos del PP en los últimos años.

José Luis Martínez-Almeida ha contado con un gran apoyo de varios dirigentes de ‘Génova’ y se ha centrado en evitar la abstención. De este modo, Almeida ya dejó claro desde el primer día de campaña que no miraría «ni a izquierda ni a derecha», solo por el interés de los madrileños. Alejado por tanto del debate en torno al centroderecha en el país, Almeida se ha dedicado a llamar a la movilización. Para conquistar y reconquistar al electorado, parte del cual confió en Vox en las generales, Almeida ha pergeñado un programa electoral compuesto por un total de 200 medidas que buscan devolver a la capital el «brillo» y el «progreso» perdido con el mandato de la alcaldesa, Manuela Carmena.

A diferencia del acto de apertura de campaña, en la que alcaldes y candidatos de todos los municipios de la región tenían sus propios actos, el PP quiere hacer de esta cita una demostración de fuerza, en la que pongan de relieve que Madrid es una pieza clave.

Ciudadanos: «Hacer historia» sobrepasando al PP

La candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, reaparece hoy en el cierre de campaña, donde estará junto con el presidente del partido, Albert Rivera, y el candidato a la Comunidad, Ignacio Aguado, al igual que el PSOE, en Hortaleza, quee scenifica el auge de Cs en las últimas elecciones ya que fue uno de los dos distritos donde el partido ‘naranja’ consiguió el ‘sorpasso’ al PP en las pasadas elecciones generales.

Ambos candidatos están confiados en que la formación ‘naranja’ va a «hacer historia», ya que en las pasadas elecciones generales consiguió el ‘sorpasso’ al PP en la Comunidad con una diferencia de más de 80.000 votos y se situó como primera fuerza política en una treintena de municipios de la región.

La presencia física de Villacís estaba en el aire con motivo de la baja de maternidad por el nacimiento de su hija. Pero el cartel del acto final confirma su asistencia. Si es así, reaparecerá por primera vez tras dar a luz y sufrir un cólico nefrítico por la cesárea, lo que le obligó a pasar la noche del debate municipal de Telemadrid en el hospital. Pese a que las encuestas situaban a Cs lejos del primer puesto en la capital, Villacís ha aspirado a convertir a Cs en la primera fuerza política de capital alcanzando en votos al PP.

Precisamente, la edil madrileña se ha comprometido en que la vivienda será una de las primeras materias que aborde si desbanca a Carmena del Consistorio. Y lo hará impulsando el plan ‘Alegra Madrid’, el proyecto estrella de la campaña. Este programa de «transformación integral de la ciudad» prevé rehabilitar 100.000 viviendas y la construcción de 22.000.

Aguado ha trasladado el mensaje de que Ciudadanos es la única alternativa frente al presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, «los sablazos fiscales y al populismo» y que salen a ganar, para convencer y a seducir a los madrileños para que la Comunidad «no pierda libertades ni se extiendan las redes clientelares».

Hasta el momento, Aguado se ha comprometido a que, si logra ser presidente, eliminará los aforamientos, creará la figura del defensor del denunciante de corrupción, una dirección general de autónomos o bonificar el 100 por cien de la seguridad social del primer empleado indefinido que contrate cada autónomo.

Dos de sus medidas estrella son la apertura del Metro de Madrid 24 horas los fines de semana y una red de servicios de guardería en todos los hospitales públicos de la Comunidad. Otros de los compromisos que conforman su programa son reforzar el sistema educativo y deportivo, con «recetas deportivas» para que los médicos puedan recetar deporte en la Comunidad o que el Abogado General de la Comunidad de Madrid sea elegido por concurso de méritos y no por libre designación del Gobierno.

Más Madrid: revalidar alcaldía y sumar la Comunidad

Más Madrid seguirá apostando por salir del ‘corazón’ de la ciudad para despedir la campaña. Los candidatos Manuela Carmena e Íñigo Errejón han presentado más de 2.000 iniciativas que tienen como ejes vertebradores la justicia social, el cuidado del medio ambiente y la defensa de la igualdad y el feminismo. Son medidas concretas «con las que Más Madrid quiere avanzar en una ciudad amable, accesible y justa para todos y todas». Carmena y Errejón pondrán aspiran a revalidar la Alcaldía y aunar el «cambio y las opciones de progreso» al frente de la Comunidad.

«Frente a los gobiernos de los recortes y el saqueo del Partido Popular, Más Madrid presenta un programa que defiende los derechos sociales, el cuidado del medio ambiente y el feminismo, orientando las políticas públicas hacia un futuro más sostenible, más sano, más democrático, más seguro y más justo para todos y todas», señalan desde la plataforma.

Se comprometen también a la construcción de 15 escuelas infantiles en la capital y medio centenar en la Comunidad; al desarrollo de ayudas para familias monoparentales; la creación de una concejalía de Educación y otra de Bienestar Animal; una Alcaldía de la Noche, la rehabilitación energética de las viviendas o la compra pública de alimentación sostenible para hospitales, entre otras.

Vox: evitar que la izquierda gane la Comunidad o mantenga el Ayuntamiento

Vox cerrará este viernes su campaña de las elecciones autonómicas y municipales con la presencia de su líder, Santiago Abascal, arropando a sus candidatos a la Comunidad y el Ayuntamiento, Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith en las inmediaciones del Tribunal Supremo, donde Vox ejerce de acusación particular en el juicio del ‘Procés’ contra excargos de la Generalitat de Cataluña durante el desafío soberanista.

Una de las constantes referencias de la campaña de Vox es su contribución al enjuiciamiento de los presos preventivos del ‘Procés’ y la actitud firme de luchar contra los «golpistas» desde las instituciones. Este acto, en el que intervendrá también el candidato del partido a los comicios Europeos, Jorge Buxadé.

Otra de sus máximas de campaña, ha sido su apoyo a la «España que madruga», impuestos bajos e incentivos a la actividad económica, la «defensa» de la familia y la «libertad de creencia» con aspiraciones evitar que la izquierda alcance la Comunidad o mantenga el Ayuntamiento de Madrid.

En el caso de Monasterio, ya ha recorrido varios enclaves del denominado popularmente como ‘cinturón rojo’ (al ser bastiones tradicionales de la izquierda) donde aspiran a incrementar sus resultados de las generales y también ha recorrido el norte, este y suroeste de la región.

La aspirante a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha planteado iniciativas específicas orientadas al apoyo de la familia y la natalidad, como reducción del tramo del IPRF (que contemple también el número de miembros de la unidad familiar) y quiere desplegar una de las medidas ‘estrella’ del partido, el ‘cheque escolar’.

A su vez, ha avanzado que suprimirá 4.250 millones de gasto superfluo, que ha ido a parar a «chiringuitos» políticos, y también ha esbozado uno de los puntos más novedosos de su programa, el ofrecer a los jóvenes de la región avalar la parte de la hipoteca que no puedan cubrir con sus ahorros y condonar la deuda si tienen hijos.

También ha destacado sus posiciones en el plano ideológico, pues pedirá en la Asamblea de Madrid la derogación de «todas las leyes ideológicas» (como la Ley contra la LGTBifobia) que «entran en los colegios» para adoctrinar a los menores y con ello, impedir que determinados grupos accedan a los centros educativos «para decirle a un niño que tiene que probar a ser niña y a la niña probar a ser niño». En el último tramo de campaña Monasterio ha protagonizado alguna polémica como al asegurar que se dan «cursillos de zoofilia» que vinculó a los «amigos» de la candidata de Unidas Podemos, Isa Serra, o acusar a la mujer del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de mofarse del diputado de Vox Ignacio Garrida.

El aspirante a la Alcaldía por Vox tiene la intención de situar el IBI en el mínimo legal permitido, un tipo del 0,4 por ciento, la supresión del impuesto de plusvalías dentro de un programa que también contempla la construcción de 10.000 viviendas para jóvenes y en alquiler social.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top