UGT pide regular las plataformas de reparto tras la muerte de un ‘rider’

Empresas, EXPANSION

El secretario general de UGT Pepe Álvarez.

La UGT ha instado al Gobierno y a los grupos parlamentarios a «regular adecuadamente» plataformas digitales como Deliveroo, Glovo, Stuart y Ubereats y las condiciones de trabajo de sus repartidores, tras la muerte anoche de un ciclista de reparto a domicilio («rider») atropellado en Barcelona.

Según el sindicato, este atropello, cuyas circunstancias está averiguando la Guardia Urbana, «muestra que el empleo precario y sin protección de las plataformas digitales mata».

En un comunicado, lamenta la muerte del repartidor, expresa su pésame a la familia, defiende que los trabajadores de estas plataformas sean considerados asalariados y denuncia la situación de los «rider», que «hacen su trabajo, precario, sin protección y con graves consecuencias sobre su salud, como se ha demostrado lamentablemente en esta ocasión».

El sindicato resalta el alto grado de siniestralidad que se produce en este sector ya que, según afirma, los repartidores recorren entre 60 y 80 kilómetros diarios en bicicleta y cuando tienen un accidente «en la mayoría de los casos no son tratados como un accidente laboral, como correspondería, sino como enfermedad común».

UGT acusa a estas empresas de ofrecer trabajo «precario, abusivo, inseguro» y culpa de ello al «despropósito que la reforma laboral ha provocado en nuestro mercado de trabajo, que da pie a este tipo de trabajos desregulados, que vulneran la legalidad laboral vigente al considerar a sus empleados como autónomos cuando son asalariados».

El sindicato acusa a Deliveroo, Glovo, Stuart y Ubereats de tener «modelos de negocio que se basan en una interpretación muy abusiva de la condición de trabajador autónomo, incompatible con la legalidad» y recuerda que ya ha logrado varias sentencias que confirman que los trabajadores de estas plataformas son trabajadores de la empresa.

UGT estima que el modelo de las plataformas digitales en el sector del reparto provoca la pérdida de 4.000 euros de salario, al año, de media por cada trabajador, y 6.000 euros de cotizaciones a la Seguridad Social.

«Teniendo en cuenta el número de personas (unas 17.000) que trabajan en el sector, la Seguridad Social dejaría de ingresar unos 93 millones al año», según el sindicato, que estima que estas cifras se multiplicarán por tres en 2020.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top