Calvo reduce un 27% su ebitda por Brasil y el precio del atún

Empresas, EXPANSION

Mané Calvo, consejero delegado de Grupo Calvo.

Las ventas crecen un 10% en España por los nuevos productos y la mejora de la eficiencia.

Calvo, la empresa de alimentación especializada líder en la categoría de conservas, reduce sus ingresos y su rentabilidad por un entorno adverso. La compañía facturó 583,1 millones de euros en 2018, un 5,6% menos que en el ejercicio anterior, mientras que su resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 39,4 millones, un 57% menos si se compara con los 62 millones reportados en 2017 y un 27% menos de forma ajustada, es decir, descontando el impacto extraordinario de los 12 millones provisionados en 2017 por un litigio con la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (Olaf).

La compañía justificó ayer la caída del negocio y de su resultado por el descenso de los precios de la materia prima del atún y la subida de los precios del combustible, lo que perjudicó los resultados de su división de flota. Estos precios normalmente se compensan al repercutirlos al mercado, pero en el último ejercicio no ha ocurrido porque el grupo tenía un stock de producto elaborado adquirido a un precio superior.

Brasil y España

Tan importante como los precios ha sido la evolución de Calvo en su principal mercado: Brasil. El año pasado se produjo un estancamiento en el consumo tanto en ese país como en Argentina, lo que, unido a la depreciación de la moneda en ambos países, ha tenido un efecto negativo en las cuentas de la empresa. El resultado antes de impuestos aumentó un 2,3% en el año, aunque Calvo no especificó la cifra alcanzada.

«Los resultados son satisfactorios teniendo en cuenta la complicada situación del mercado brasileño y la depreciación de la divisa. Hemos mantenido nuestro liderazgo en el país sudamericano y hemos contrarrestado el descenso de las ventas en él con la positiva evolución de nuestras operaciones en España y en el resto de Europa», señaló ayer Mané Calvo, consejero delegado de la compañía.

Calvo elevó sus ventas de conserva en España un 10% en 2018, consolidando su liderazgo en las categorías de atún y mejillón en conserva. La compañía asegura que las bases para este crecimiento fueron el desarrollo de nuevos productos, con su gama ecológica y su atún con el sello de pesca sostenible MSC a la cabeza, y la mejora de su eficiencia en la fabricación, lo que le ha permitido aumentar su competitividad en un mercado tan consolidado.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top