Europa aumenta la presión para eliminar el trato fiscal favorable a los CoCos de la banca

EXPANSION, Mercados

Sucursales de CaixaBank, BBVA y Santander.

Dinamarca se une al club de países que han elevado su tributación. Los bancos españoles tendrían que pagar 350 millones más al año en impuestos.

El club de los países que han eliminado el trato fiscal favorable a los CoCos de la banca va ganando miembros. Dinamarca acaba de apuntarse a un grupo que ya incluye socios como Suecia y Holanda. Y ninguno lo hace por voluntad propia. La presión de Bruselas para que se retire esta prerrogativa aumenta y está llevando a algunas naciones a cambiar su legislación.

«La razón para derogar la deducción se basa en el argumento de la Comisión Europea de que las normas que solo contemplan la deducción de intereses para ciertos instrumentos financieros emitidos por ciertas instituciones financieras infringirían las normas de la UE sobre las ayudas de Estado», explica el despacho de abogados danés Gorrissen Federspiel.

Ese argumento es el mismo que dio Holanda el año pasado y cada vez está pesando más en los Gobiernos europeos. Los distintos países aprobaron de forma escalonada la deducibilidad de los intereses que pagan los cupones de los CoCos, de forma que los bancos pueden ahorrarse el equivalente al impuesto de sociedades de los cupones que abonan a los inversores. Puesto que estos instrumentos son los más arriesgados que puede emitir un banco, ya que computan como capital y se volatilizan o se convierten en acciones cuando hay problemas de solvencia, también son los más caros, así que las cifras de ahorro para el sector financiero son elevadas.

Ahora los países están dando marcha atrás también de forma escalonada, empezando por los del norte de Europa. España ha estudiado la situación y por el momento no ha cambiado el tratamiento fiscal, pero la puerta sigue abierta.

España fue uno de los primeros países que aprobó el trato fiscal favorable. Fue en 2013. Alemania lo hizo en 2014 y Holanda, en 2015. Gracias a esa norma los bancos españoles llevan seis ahorrándose casi un tercio de los cupones que pagan cada año por sus CoCos. Y la cuantía es alta.

Ahorro del 30%

Con más de una veintena de emisiones de estos bonos en el mercado, los bancos suman más de 18.600 millones de euros colocados y pagan por ellos unos intereses de 1.175 millones cada año. La deducción del 30% les permite ahorrarse más de 350 millones. Sin ella, tendrían que pagar anualmente esa cifra en impuestos extra. Solo BBVA tendría que tributar casi 120 millones adicionales al año y Santander, 110 millones.

La presión de la banca y los problemas que el sector está teniendo para generar rentabilidad en un entorno de mayores exigencias de capital y tipos de interés ultrabajos están llevando a los países del centro y el sur de Europa a dilatar todo lo posible el cambio de régimen. Tampoco Bruselas acaba de concretar sus amenazas de poner fin a esta práctica, así que las naciones están apurando antes de cambiar la legislación fiscal.

Pero lo que son mayores costes para una parte, se convierten en mayores ingresos para la otra. Holanda cifró en 150 millones más al año su recaudación por impuestos al quitar la deducibilidad de los cupones de los CoCos. Dinamarca ha calculado que son 46 millones extra para sus arcas. En su caso, el cambio comenzará el próximo 1 de julio y afectará tanto a las emisiones que ya estén en el mercado como a las que se hagan a partir de ahora.

El trato fiscal a los CoCos es tan importante para los bancos que todos ellos han incluido en los folletos de emisión la posibilidad de recomprar sus colocaciones de forma anticipada y sin pagar ninguna prima como contrapartida en caso de una modificación de las regulaciones fiscales.

Pese a ello, ningún banco de los dos países que ya han eliminado la deducibilidad (Suecia y Holanda) se ha acogido a esa cláusula y la firma de análisis CreditSights apuesta por que tampoco lo hagan ahora las entidades danesas.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top