Calviño evita posicionarse sobre las exigencias económicas de Iglesias al PSOE

Economia, EXPANSION

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, y el presidente de CaixaBank, Jordi Gual.

Asegura que, si opinara al respecto, se entrometería en las labores de Pedro Sánchez y del Partido Socialista, que son los responsables de liderar las negociaciones post-electorales.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha decicido utilizar un «comodín» y no ha querido valorar las nuevas exigencias económicas al PSOE que este viernes ha puesto el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Calviño ha participado este viernes en la reunión anual del Círculo de Economía, entidad que aglutina empresarios, académicos y directivos catalanes. El encargado de moderar la sesión en la que ha participado Calviño ha sido el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, quien no ha escatimado elogios hacia la ministra.

En su intervención, Calviño se ha mostrado convencida de que, por primera vez desde el inicio de la crisis, el sector público español cerrará el ejercicio de 2019 con un superávit primario.

También sobre las finanzas públicas, Calviño aseguróque hay «poco margen para reducir el gasto público sin dañar el estado del bienestar». Destacó que se sitúa en el 41% del PIB, «muy por debajo de la UE», al igual que ocurre en la recaudación de impuestos sobre el total de la riqueza, que es del 38%, siete puntos menos que el promedio europeo.

Las declaraciones de Calviño llegaron horas después del coloquio de Iglesias en Sitges. En su intervención, no habló explícitamente de que haya ministros de su coalición en el próximo Gobierno. Sin embargo, exigió la puesta en marcha de varias medidas económicas y fiscales, como una subida de impuestos, la puesta en marcha de un «ingreso mínimo» de 600 euros para todos los ciudadanos y que la jornada laboral pase de 40 a 34 horas semanales.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top