Casi 2.500 empresas españolas tienen un fondo de capital riesgo como dueño

Empresas, EXPANSION

Son solo trescientas más que hace diez años. El valor de la cartera de participadas por el sector se ha disparado un 41% desde 2008.

El private equity parece haber ganado más popularidad que superficie efectiva en España desde 2008. Si bien hoy la mayoría de las empresas locales están familiarizadas con la actividad de este tipo de fondos y muchas los incluyen entre las opciones a considerar llegado el caso, en verdad no hay tantas compañías que les hayan abierto la puerta en los últimos diez años.

Ésta es una de las revelaciones derivadas del reciente informe de actividad divulgado por la patronal del sector, Ascri. Según la información recopilada por esta organización, a cierre de 2018 casi 2.500 compañías españolas (en concreto, 2.437) tenían al menos un fondo de capital riesgo en su accionariado. Un dato relevante, pero indicativo de que la penetración de esta industria en el país no está siendo tan rápida como pudiera parecer por la excitación vivida en el mercado desde que se dio por finalizada la crisis.

La cartera de participadas por el sector apenas se ha visto incrementada un 13,5% respecto a 2008. Por aquel entonces, los registros de la patronal Ascri situaban en 2.146 empresas el censo de compañías con algún fondo (público o privado y nacional o extranjero) dentro del capital. Esto es, solo 291 firmas menos que ahora.

Valoración

La hiperactividad reciente y sobre todo la acción de los grandes fondos internacionales que han dirigido el foco hacia España desde que el país salió de la crisis sí se perciben en la revalorización del portfolio. Esto implica que la fuerza del capital riesgo en este mercado es más cualitativa que cuantitativa. La bolsa total de participadas por el sector está tasada hoy en un importe muy superior al de una década atrás, en parte porque las empresas propiedad del private equity son ahora más grandes que entonces.

Exactamente, la cartera del sector se elevaba a 22.990 millones de euros a 31 de diciembre de 2018 (siempre a precio de coste), frente a una valoración de 16.264,6 millones a cierre de 2008. Es decir, el portfolio del capital riesgo se ha apreciado un 41,3% en el decenio. Con todo, el mayor salto se ha dado en el último año.

El valor de la cartera ha crecido más de 4.000 millones desde que terminó el ejercicio 2017, cuando ésta se calculaba en 18.913 millones. «El récord de inversión del año 2018 frente a la reducción de las desinversiones» explican la intensidad de este repunte, según indica el informe de Ascri.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top