Dia alcanza un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda

Empresas, EXPANSION

Supermercado de Dia.

Letterone, principal accionista de la compañía, ha cerrado un pacto con los acreedores del grupo y desbloquea la ampliación de capital, que finalmente será de 600 millones.

Letterone, principal accionista de Dia, ha alcanzado un acuerdo con los 17 acreedores del grupo de distribución para refinanciar su deuda, evitando así la quiebra de la compañía. Finalmente, la compañía obtiene nuevas líneas de liquidez por valor de 280 millones, frente a los 380 previstos inicialmente. Esta cantidad se dividen en una línea de 200 millones con vencimiento a 3 años y un interés del 7% y otra complementaria de hasta 80 millones para financiar a proveedores, con vencimiento a un año y un interés del 5,5%.

Por otra parte, Letterone anticipará 490 millones a través de de uno o más préstamos participativos hasta la ejecución de la ampliación de capital, la cual será finalmente de 600 millones, frente a los 500 contemplados inicialmente por el fondo controlado por Mikhail Fridman.

La compañía ha acordado con los acreedores sindicados “prorrogar hasta no antes de 2021” la fecha de vencimiento de la deuda, a excepción de de una financiación bilateral que ha quedado inicialmente prorrogada hasta mayo de 2020 y ciertas financiaciones bilaterales que han sido extendidas con carácter semestral y renovable, de forma que las fechas de vencimiento se prorrogarán automáticamente en ausencia de causa de vencimiento anticipado.

De este modo, Dia parece solventar una situación que parecía resulta tras el pacto alcanzado el pasado 20 de mayo con Santander, su principal acreedor, el cual sirvió para evitar la entrada en preconcurso del grupo.

El pacto incluía cesiones por ambos lados. Letterone consiguió de los acreedores una extensión de su financiación hasta 2023 y 380 millones de euros en nueva liquidez, además del visto bueno para no amortizar deuda de forma anticipada, ni con las desinversiones que tiene en marcha el grupo (Clarel y Max Descuento), ni con cualquier otra inyección de capital que pudiera recibir Dia, como un préstamo participativo de su principal accionista previo a la ampliación.

Por su parte, las entidades financieras que se comprometieran a aportar la nueva liquidez obtenían el derecho a ver elevados sus compromisos a las categorías de senior o súper senior. Además, Dia aceptó crear una filial en España donde agrupar el 60% de su ebitda y que sería la prestataria de la refinanciación, lo que dio a las entidades más seguridad sobre la financiación pestada.

No obstante, la situación cambió el pasado 17 de junio, cuando Dia reconoció dificultades para firmar su nueva estructura de capital con sus acreedores. El grupo informó, a través de un comunicado enviado a la CNMV, de que el plazo para sellar un acuerdo vinculante en relación “a las nuevas líneas de financiación” no se había cumplido, aunque las negociaciones continuaban después de que Letterone accediera a aumentar este plazo.

El problema que atascaba las negociaciones era el interés a pagar por la nueva liquidez, debido a la presión ejercida en las negociaciones por los siete fondos oportunistas que habían entrado en el sindicato de acreedores después de que varios bancos se deshicieran de su deuda. Algunos de estos fondos son Cross Ocean, Davidson Kempner, Silver Point y Whitebox.

Letterone y los 17 acreedores de Dia han desbloqueado ahora la situación, dando una bombona de oxígeno a Dia. La nueva financiación servirá para impulsar el nuevo plan de negocio que ha diseñado Letterone y que estará pilotado por el nuevo CEO, Karl-Heinz Holland.

Leave a comment

Back to Top