Tendam dispara el beneficio pese a estancar sus ingresos

Empresas, EXPANSION

Jaume Miquel, presidente y consejero delegado de Cortefiel.

El dueño de Cortefiel aumenta los márgenes y eleva el flujo de caja, apoyado en la reducción de la deuda y en su nueva estructura.

Tendam Brands, la matriz de Cortefiel, Springfield y Women’Secret, resiste un complicado 2018 para el sector textil y dispara su beneficio antes de impuestos hasta los 80,8 millones durante el pasado ejercicio, lo que supone casi cuadruplicar el resultado bruto del grupo en 2017, cuando ganó 21,3 millones.

Las ventas de Tendam alcanzaron los 1.156 millones entre marzo de 2018 y febrero de 2019, en línea con el año anterior. El segundo semestre compensó la caída de la primera parte del año por la adversa climatología, sobre todo en España, que representa el 64% de las ventas de Tendam y donde el sector de la moda cayó un 2,3% en el año.

El grupo tuvo unas ventas comparables positivas, con todas las marcas creciendo salvo Springfield Woman, aunque la enseña que tuvo una mejor evolución fue Women’Secret. «Estamos satisfechos con los resultados porque, en un entorno difícil, el grupo ha podido mantener su hoja de ruta de invertir en sus enseñas, expandir sus tiendas propias, impulsar su CRM y analytics y apostar por el negocio digital y la omnicanalidad», señaló la empresa.

Márgenes al alza

El margen bruto mejoró en 0,5 puntos, hasta el 61,7%, pese al estancamiento de las ventas, gracias a «la excelencia en el aprovisionamiento, la racionalización de la actividad promocional, la gestión de inventarios y la alta rentabilidad del negocio online (ver información adjunta)», indicó la empresa. El ebitda creció un 0,4%, hasta 161,2 millones, aunque el ascenso habría sido del 1,4% a tipos de cambios constantes.

El fuerte crecimiento del beneficio se vio impulsado por la mejora del resultado financiero. El flujo de caja libre mejoró en 45,9 millones y los gastos financieros se redujeron en 46 millones gracias a la nueva estructura de deuda de Tendam. Ésta se redujo hasta los 451 millones en 2018, lo que supone una ratio de 2,8 veces ebitda, después de que el grupo recomprara y cancelara deuda por 65,8 millones el año pasado. En apenas dos años, Tendam ha reducido deuda en más de 200 millones y ha elevado cerca de un 50% su ebitda.

«La estructura financiera ha contribuido, pero no habríamos conseguido este resultado si el negocio no hubiera respondido tan bien en un año complicado», quiso matizar ayer la empresa. Su objetivo será seguir reduciendo paulatinamente la ratio de apalancamiento, sin descartar más amortizaciones.

Otra de las claves del grupo durante el último año ha sido su estrategia de elevar su número de tiendas propias. Tendam cerró el ejercicio con cinco establecimientos más, hasta los 1.993 puntos de venta, aunque elevó en 65 sus tiendas propias y redujo en 60 las franquiciadas en busca de una mayor rentabilidad. Sus clubes de fidelización alcanzaron los 23,9 millones de socios, un 8,5% más.

Moody’s elevó ayer el ráting de Tendam de B2 a B1 con perspectiva estable, debido «al fortalecimiento de indicadores crediticios, el historial de ejecución exitoso del plan estratégico y el compromiso de seguir usando el flujo de caja para reducir aún más el apalancamiento».

Previsiones 2019

Tendam prevé seguir mejorando sus ventas comparables y su margen bruto, aunque no al nivel de 2018, en el presente año. «Las ventas de mayo y junio están siendo excelentes, tras un abril complicado», señaló ayer el grupo, que pondrá el foco en el uso de datos para mejorar sus relaciones con clientes. «Queremos ser una referencia en CRM y data driver», asegura la empresa.

Por mercados, Tendam sigue viendo oportunidades de crecimiento en Rusia, Balcanes y México, tres plazas claves para la empresa, así como en Portugal. «En Oriente Medio y América también vemos potencial, mientras que India es el mercado por el que apostamos en Asia», dice la firma.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top