Idilia Foods, Proa, Ventura y Towerbrook se disputan la adquisición de Pastas Gallo

Empresas, EXPANSION

Planta de Pastas Gallo en Cataluña.

El plazo de presentación se ha extendido y recibirá mañana las ofertas vinculantes de compra.

La venta de Pastas Gallo encara su recta final. Después de meses de proceso, la familia Espona Massana está a punto de recibir las ofertas vinculantes por el primer grupo español de producción de pastas alimentarias. Según fuentes del mercado, tras una ligera extensión del plazo previsto inicialmente, los inversores que siguen vivos en el proceso disponen hasta mañana para presentar sus propuestas de adquisición finales.

Con las ofertas definitivas se despejará quién será el próximo dueño y señor de la empresa catalana, ya que se prevé la desinversión total de los actuales accionistas. A finales de 2018, cinco hermanos Espona Massana -que hoy se reparten el capital a partes iguales- acordaron poner en venta el grupo y contrataron como asesor a EY, quien ha coordinado el proceso desde entonces.

La operación pronto despertó el interés tanto de candidatos de perfil financiero como industriales. Y tras superar las distintas fases que tienen este tipo de transacciones, cuatro candidatos conservan opciones a hacerse con el activo en la ronda decisiva de la puja. Se trata de los fondos de private equity Proa Capital, Ventura Equity Partners y TowerBrook Capital Partners y de la compañía fabricante de Cola Cao y Nocilla, Idilia Foods, que es propiedad de la familia Ferrero, indican las fuentes.

Todos ellos ultiman estos días el detalle de sus propuestas de compra, con vistas a resultar ganadores de la puja. La facturación de Pastas Gallo ronda los 200 millones de euros y el ebitda (resultado bruto de explotación) se sitúa en el entorno de los 20 millones. Fuentes financieras calculan que el traspaso de Pastas Gallo se basará en una valoración de la compañía próxima a los 200 millones de euros, pero será a la luz del nivel de las ofertas finales, cuando se precise el precio. Si todas las proposiciones se situaran en un rango parecido, se abriría un periodo de negociación individual con cada aspirante, señalan fuentes próximas al proceso.

Compradores

Desde el mercado descartan que haya un favorito claro a la adquisición. Proa es el fondo de capital riesgo español con más experiencia en alimentación. La gestora dirigida por Fernando Ortiz guarda en cartera dos participadas relacionadas con este sector: el productor de uvas sin pepita Moyca o el fabricante de zumos y purés de fruta y verduras Fruselva. Y dispone de una importante bolsa de recursos por gastar, ya que cerró nuevo fondo a principios de año después de captar unos 500 millones.

Para Ventura Equity Partners, la compra de Pastas Gallo se convertiría en una puesta de largo en la industria, ya que pese a la larga experiencia que atesoran sus fundadores, Iñaki Echave (ex Blackstone) y Mateo Pániker (ex Investindustrial), se trata de un fondo nuevo (first time fund, como se conoce en el argot del sector). Sus planes pasan por invertir un total de 500 millones en empresas con un valor de 50 a 300 millones, a las que inyectar entre 30 y 100 millones de capital.

Por otra parte, Towerbrook destaca como el único fondo internacional en la puja por el grupo catalán. Ésta es una gestora con un fuerte enfoque europeo y que solo cuenta con una participada española en el portfolio, Aernnova, comprada en 2017. Por último, Idilia Foods abandera en solitario las opciones de los inversores industriales en el proceso abierto en Pastas Gallo.

La compañía de la familia Ferrero es una escisión de la antigua Nutrexpa. En 2015 los Ferrero y la familia Ventura decidieron dividir los activos y separarse. Los Ferrero se quedaron con Cola Cao, Nocilla y Paladín y los Ventura con Artiach, Cuétara, Granja San Francisco y Aneto. En la apuesta de Idilia Foods por Pastas Gallo, la empresa postora se podría apoyar en un socio de perfil financiero, apuntan fuentes de la industria.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top