General Electric entra en pérdidas y releva a la directora financiera

Empresas, EXPANSION

El conglomerado industrial estadounidense General Electric registró unas pérdidas netas atribuidas de 61 millones de dólares (54,7 millones de euros) en el segundo trimestre de 2019, frente a los ‘números negros’ de 615 millones de dólares del año anterior.

El cambio en el resultado neto se correspondió con un impacto extraordinario de 744 millones de dólares (557,3 millones de euros) debido a la depreciación de los activos de su negocio energético.

También afectaron a la ganancias los ingresos atípicos por desinversiones, que en el segundo trimestre de 2018 sumaron 886 millones de dólares (794,7 millones de euros), frente al impacto negativo de ocho millones de dólares (7,2 millones de euros) del segundo trimestre de este año.

“Vamos a seguir realizando acciones planeadas para mejorar nuestros negocios y monitorizar algunos vientos en contra del mercado”, ha subrayado el presidente y consejero delegado de GE, Lawrence Culp.

La facturación entre abril y junio descendió un 1%, hasta 28.831 millones de dólares (25.858,6 millones de euros). Por segmentos de negocio, la división de aviación mejoró sus ingresos un 5%, hasta 7.877 millones de dólares (7.064,3 millones de euros), al tiempo que el negocio de petróleo y gas natural avanzó un 7%, hasta 5.953 millones de dólares (5.338,8 millones de euros).

El área de equipamiento sanitario se situó en 4.934 millones de dólares (4.424,9 millones de euros), un 1% menos, y la división de energía renovable repuntó un 26%, hasta 3.627 millones de dólares (3.252,8 millones de euros). La mayor contracción correspondió al segmento de energía, cuya facturación descendió un 25%, hasta 4.681 millones de dólares (4.198 millones de euros).

Con respecto a los gastos, los costes asociados a las ventas se mantuvieron estables en 21.817 millones de dólares (19.566,1 millones de euros), aunque los gastos de venta, generales y administrativos cayeron un 3,7%, hasta 4.184 millones de dólares (3.752 millones de euros). Asimismo, el gasto en intereses y otros atípicos financieros se situó en 991 millones de dólares (888,8 millones de euros), un 23,2% menos.

En el conjunto de los primeros seis meses del año, GE contabilizó un beneficio neto de 3.488 millones de dólares (3.128,1 millones de euros), frente a las pérdidas de 568 millones de dólares (509,4 millones de euros) del ejercicio anterior. En el acumulado del primer semestre, los ingresos totales cayeron un 1%, hasta 56.117 millones de dólares (50.327,3 millones de euros).

Dimite la director financiera

En paralelo con la presentación de resultados, el conglomerado industrial ha informado de que ha iniciado la búsqueda de candidatos para ocupar la dirección financiera de GE, ya que la actual directora financiera, Jamie Miller, ha decidido abandonar la empresa.

Durante el tiempo que dure la búsqueda, Miller se mantendrá en el cargo para “ayudar con una transición suave”.

Culp ha asegurado que el trabajo de Miller ha sido “vital” para mejorar la estrategia de GE, para acelerar los esfuerzos de transformar GE en una firma más industrial y en la creación del plan de desapalancamiento.

Miller se unió a GE en 2008 como vicepresidenta y directora contable, tras lo cual decidió aceptar el puesto de directora de información. Antes de ocupar su cargo actual, fue presidenta y consejera delegada de la división de transporte de la empresa.

Leave a comment

Back to Top