Cómo invertir con la guerra de divisas

EXPANSION, Mercados

El oro, las divisas refugio, como el yen y el franco suizo, y las empresas con dividendo se benefician de la incertidumbre. Emergentes y materias primas salen perjudicados.

Los mercados se han sobresaltado esta semana ante el endurecimiento de las posiciones de China y EEUU en su larga disputa comercial. Una vuelta de tuerca respecto a finales de junio, en la cumbre del G20, cuando parecían haber enderezado sus complejas negociaciones.

La semana ha estado salpicada de gestos, declaraciones y decisiones en una y otra dirección. Se ha llegado a hablar de una guerra de divisas, dada la presión del presidente de EEUU a la Reserva Federal (Fed) para devaluar el dólar con la esperanza de ganar competividad, y ante la depreciación de la moneda china. Controlado por el banco central del país, el yuan es un arma para contrarrestar el impacto de la caída de sus exportaciones provocada por los aranceles de Estados Unidos. China, que compra muy poco a EEUU, se ha quedado sin capacidad de contestar con tarifas a sus productos.

Los expertos predicen una devaluación controlada del yuan para evitar una salida de capitales de China con un posible efecto devastador en su su economía a través del consumo y la inversión. Esto es clave porque “es el principal contribuidor de crecimiento a nivel global”, apunta Félix López, director de atl Capital Gestión.

El conflicto está vivo y tiene diversas ramificaciones. En el mercado se da por hecho que el pulso se prolongará, al menos, hasta la campaña de las elecciones presidenciales de EEUU de 2020, porque ése parece ser el interés del controvertido inquilino de la Casa Blanca. Nos encontramos, por lo tanto, ante un escenario cambiante, que tiene desconcertados a los inversores. Estos recuerdan, además, que el alargamiento de las tensiones no beneficia a nadie.

De momento el yuan se ha estabilizado en los últimos días, pero se ha depreciado un 1,4% frente al dólar en la semana. Si la debilidad persiste las compañías chinas más endeudadas en dólares sufrirán. Es el caso de las aerolíneas, que tiene el 21% de su deuda denominada en dólares. También afectará mucho a las empresas inmobiliarias del país asiático, que se encuentran entre los mayores tenedores de deuda estadounidense.

Las compañías de artículos de lujo, como LVHM o Bering, que tienen en la pujante clase media china un importante nicho de clientes, se ven penalizados.

Si como consecuencia del pulso entre las dos grandes potencias la economía mundial se desacelera fuertemente o apunta a una recesión, los inversores premiarán los activos refugio, como ya se está empezando a ver.

La onza de oro superó los 1.500 dólares el martes, el nivel más alto desde la primavera de 2013. “Si la situación económica mundial se tuerce, podemos ver un rally adicional del oro: todavía está lejos de los 1.800 dólares en los que llegó a cotizar”, argumenta López.

Estrategias

Se verán favorecidas las divisas refugio, como el yen y el franco suizo. Esto se puede aprovechar comprando deuda a muy corto plazo. “Da poca rentabilidad, pero se gana dinero por la revalorización de la moneda”, sostiene José María Luna, socio de Luna Sevilla EAF.

En el euro se puede sacar jugo a través de la deuda pública. “Muchos se preguntan quién compra bonos alemanes a 10 años al -0,58% de rentabilidad. La respuesta es que se puede ir al -0,8%, porque Alemania siempre paga, y se gana por la subida del precio”, añade Luna. Aconseja fondos a muy largo plazo que invierten en deuda gubernamental, como el Degroof Petercam Bonds Government Sustainable, a nivel global, y el NN Euroean Duration Bond, en bonos europeos.

Este experto pone “en cuarentena” todos los activos emergentes, “el eslabón más débil en las tensiones”, y los sectores muy cíclicos, como las materias primas. “Habría que evitar los bancos, a los que perjudican los tipos de interés a la baja. Y seríamos muy cautos en Bolsa, donde aprovecharíamos para comprar en las caídas compañías defensivas con alto dividendo como Iberdrola, o de tecnología médica, como Medtech”, concluye.

Muchos gestores reconocen su recelo hacia la Bolsa y que están reduciendo el riesgo en las carteras. Benjamin Melman, director de inversiones de Edmond de Rothschild AM decidió el 1 de agosto rebajar el peso de la renta variable europea y pasarla a liquidez. Michael Blümke, gestor de Ethenea, admite que en el momento en que se reduzca la incertidumbre están preparados para comprar más renta variable. A Harald Berres, gestor de la misma firma, le gustan los sectores tecnológico, consumo no cíclico y salud.

López defiende una estrategia similar. “Este año, a medida que fueron subiendo las bolsas, hemos ido bajando la exposición al riesgo. Ahora habría que hacer lo contrario, una vez que el mercado haya caído entre un 10% y un 12% desde máximos anuales. Para hacer esto hay que tener la mente fría”, explica. Este experto opina que “el ruido del mercado no tiene que hacer cambiar la estrategia, y el día a día es ruido”, y también que el sector de defensa puede hacerlo bien en los próximos meses, y que en los mercados emergentes, que son los que más sobrerreaccionan, es donde puede haber más oportunidades.

Con una perspectiva de más largo plazo, a Carlos Farrás, director de la DPM Finanzas EAF, le gusta la deuda emergente en divisa fuerte (dólar, euro, libra o yen) y cree que hay más oportunidades, por valoraciones atractivas, en las bolsas de estos países que en EEUU, aunque por el momento muestra cautela. De hecho, Farrás tiene una expectativa negativa para el dólar, que debe depreciarse por condiciones económicas, “no porque lo diga Trump”.

Este experto se siente “más cómodo” con empresas de valor frente a las de crecimiento, y busca las que generen dividendos, como las telecomunicaciones, transporte marítimo e infraestructuras. En este último grupo le gusta, por ejemplo, la británica HICL, que se dedica a la construcción de hospitales y colegios.

Joaquín Robles, analista de XTB, cree que la Bolsa de EEUU seguirá haciéndolo bien y apuesta por los sectores tecnológico e industrial.

Leave a comment

Back to Top