China ignora la tregua de Trump: impone aranceles por valor de 75.000 millones

COTIZALIA, Economia

23/08/2019 14:24Actualizado: 23/08/2019 15:39

China no quiere saber nada de una tregua en la guerra comercial. Los acercamientos y los movimientos para destensar la situación protagonizados por Donald Trump han sido ignorados por Pekín, que ha anunciado aranceles a productos por valor de 75.000 millones de dólares, casi 68.000 millones de euros, a los productos fabricados en Estados Unidos.

El golpe es especialmente duro con el sector automovilístico, del que depende buena parte de la industria en el Medio Este del país, ya que el Ejecutivo de Xi Jinping ha establecido una carga del 25% sobre las importaciones de vehículos.

De poco o nada han servido las conversaciones al más alto nivel que han mantenido las delegaciones comerciales de ambos países o la decisión de Trump de dar 90 días más a Huawei para salir del país. China no quiere saber nada de acercamientos, o al menos eso parece a tenor de esta decisión.

La mayoría de estos nuevos impuestos entrarán en vigor el 1 de septiembre, mientras que el resto se harán efectivos el 15 de diciembre. El calendario es calcado al que anunció Trump antes de retrasar los aranceles sobre productos tecnológicos o juguetes para no perjudicar el consumo interno en la potente campaña navideña.

Donald Trump. (Reuters)

Donald Trump. (Reuters)Donald Trump. (Reuters)

El momento del anuncio tampoco es casualidad. El comunicado del Ministerio de Comercio chino ha llegado unas horas antes del discurso del presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, en la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, y también unos días antes de la cumbre del G7 en la localidad francesa de Biarritz.

Las bolsas de Europa y Estados Unidos ya están notando esta decisión. El Eurostoxx 600, índice que aglutina valores de todo el Viejo Continente, caía a rojos después de abrir la sesión con ganancias, mientras que los futuros de Wall Street se internaban en terreno negativo.

Los fabricantes de coches estadounidenses son los más perjudicados. General Motors se dejaba un 2,3% pre market después de cerrar la sesión del jueves con avances, mientras que Tesla y Ford retrocedían un 1,52% y un 1,55% respectivamente.

Parecía que las aguas estaban más calmadas después de la conversación telefónica que el pasado 13 de agosto mantuvieron el vicepresidente chino, Liu He, y los responsables de Comercio y el Tesoro de EEUU, Robert Lighthizer y Steve Mnuchin, que derivó en una minitregua ofrecida por Trump.

Ambas delegaciones tienen agendada una nueva llamada en los próximos días. Además, un equipo negociador chino tiene previsto viajar a Estados Unidos para mantener un encuentro cara a cara con la delegación comercial estadounidense.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top