Powell: «La Fed actuará como sea apropiado para sostener el crecimiento»

EXPANSION, Mercados

El presidente de la Fed, Jerome Powell.

El presidente de la Reserva Federal destaca en Jackson Hole que la economía estadounidense ha mantenido un comportamiento bueno en líneas generales.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed), ha dado un paso hacia conceder a Donald Trump su mayor deseo: una nueva bajada de los tipos de interés en Estados Unidos. No será tan voluminosa como el mandatario desearía, quizá tampoco tan rápida, pero llegará.

En su discurso en el mítico foro de política monetaria de Jackson Hole (Wyoming), el banquero indicó que «la Fed actuará como sea apropiado para sostener la expansión de la economía», un mensaje que el mercado interpretó como una confirmación de que la autoridad monetaria alimentará con bajadas de tipos el ciclo de crecimiento más largo de la historia de la economía estadounidense.

Con un crecimiento que supera el 2% y el desempleo en niveles mínimos históricos, Powell justificó el recorte de tipos de la última reunión de la Fed en julio, el primero en casi 11 años, como una respuesta a los riesgos significativos que el organismo ha monitorizado. «En algunas ocasiones es apropiado inclinar la política monetaria hacia uno u otro lado como consecuencia de riesgos prominentes», subrayó.

Y ahora, a su juicio, es uno de esos momentos. «Como los efectos de la política monetaria se dejan ver con un año o más de retraso, el banco central debe tratar de mirar a través y centrarse en los elementos que afectan al panorama económico o que suponen un riesgo material de hacerlo. La gestión de riesgos entra en nuestro proceso de toma de decisión», explicó.

La bajada de tipos de julio fue un seguro contra los riesgos internacionales y, desde entonces, Powell sostiene que «han ido a más», lo que anticipa una nueva intervención en septiembre. «Se han anunciado nuevos aranceles, hemos visto más evidencia de una desaceleración económica global, especialmente en Alemania y China.

Los eventos geopolíticos han crecido, incluyendo una mayor probabilidad de un Brexit duro y las tensiones en Hong Kong, así como la disolución del Gobierno italiano», enumeró el presidente de la Fed, que destacó también la volatilidad en los mercados.

Baja inflación

Para Powell, la Fed puede permitirse el lujo de bajar preventivamente los tipos de interés mientras haga falta porque la inflación se sitúa por debajo de su objetivo simétrico de cerca, pero por debajo del 2%. A diferencia de en épocas pasadas, sostuvo el presidente, «la baja inflación, y no la alta, ha sido el problema de esta era».

El presidente sostiene que, con los precios bajo control, el único peligro para la Fed a la hora de bajar los tipos de interés de forma preventiva y con la economía fuerte es el de generar riesgos para la estabilidad financiera.

«No vemos tendencias insostenibles en el crédito, booms financieros o excesos del tipo de los que se vieron durante la era de la gran moderación [que desembocó tanto en la crisis de las puntocom como en la crisis financiera global]», indicó Powell, que aseguró que «sigo creyendo que los riesgos para la estabilidad financiera son moderados. En cualquier caso, seguimos vigilantes».

Ni siquiera un hipotético repunte de la inflación hace que a Powell le tiemble la mano a la hora de suministrar nuevos estímulos a una economía fuerte. Según asegura, «en la situación poco probable en la que regresaran las señales de una inflación demasiado elevada, hemos probado históricamente que disponemos de herramientas para abordarla». El presidente se refiere a la época de Paul Volcker como dirigente de la Fed (1979-1987), un periodo en el que los tipos de interés alcanzaron el 20%.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top