Atitlán y los Batalla se reparten 136 millones de euros en dividendos del grupo Mosaiq

Empresas, EXPANSION

El grupo castellonense Mosaiq, heredero del negocio creado por la familia Batalla -y en el que entró Atitlán en 2017-, ha vivido diversos vaivenes en el último año. Hace ahora un año, anunció la venta de su filial azulejera, Saloni, al grupo británico Victoria, por 96 millones, que ha permitido el pago de un sustancioso dividendo.

Esta operación favoreció la recompra de toda la parte constructora por parte de los Batalla, para crear un nuevo hólding, llamado Simetría. Engloba las constructoras Becsa y Durantia, el área de materiales, Indertec (ingeniería y energía) Casva (seguridad) y Área (consultora inmobiliaria).

Mosaiq -en la que conviven la familia Batalla y el fondo Atitlán-, mantiene la parte de servicios y medio ambiente, con empresas como Centre Verd, Tetma o Reciclados Palancia Belcaire (RPB).

La memoria de la actual Mosaiq correspondiente a 2018 refleja cómo se estructuró esa operación, a través de un reparto de dividendo que en total alcanzó los 136 millones de euros.

De éste, 41,79 millones lo cobraron los Batalla en forma de acciones de las constructoras. Ésta es, pues, la valoración de Simetría en la operación. Otro tanto se entregó en forma dineraria a Atitlán. Los restantes 53 millones de euros se reparten entre los socios según su participación, aunque no todo se ha abonado, ya que 34 millones quedan aplazados y se mantienen como garantes de la financiación de Mosaiq.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top