Alerta con los chiringuitos financieros: se han multiplicado por cinco en una década

EXPANSION, Mercados

para ampliar.

Desde 2008, la CNMV ha realizado más de 500 advertencias sobre entidades españolas no autorizadas para operar en el mercado. En verano, los casos se disparan, y las zonas turísticas se vuelven el blanco.

El modus operandi es casi siempre el mismo. Primero, una promesa de inversión con suculentos intereses, una vez que incautos inversores han mordido el anzuelo, la empresa desaparece y con ella, todo el dinero. Así, la lista de estafados por los conocidos ‘chiringuitos’ financieros, la han integrado desde visibles figuras políticas como el exministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien en 2016 perdió 150.000 euros al ser timado por una empresa británica, hasta grandes tramas como la de Finanzas Forex, una estafa piramidal en el que 186.000 personas de diferentes países perdieron sus ahorros.

Desde entonces el modo de cómo operan no ha variado mucho, lo que sí ha cambiado son las cifras. En el 2008 la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) emitió apenas diez advertencias por entidades que prestaban servicios de inversión sin estar autorizadas para operar en el mercado. Sin embargo, en la última década los avisos se han disparado, de hecho, en 2018 hubo 63 advertencias, cinco veces más con respecto a 2008. La tendencia continúa. En lo que va del año esta cifra ha sido ampliamente superada, y la CNMV ya ha realizado 215 avisos por chiringuitos financieros.

Mayor vigilancia

Una de las razones detrás de este aumento, es que en los últimos años «se han intensificado las labores de supervisión, detección y advertencia por parte de los organismos supervisores», señalan portavoces de la CNMV. Prueba de ello fue el convenio firmado el pasado 1 de julio con la Guardia Civil, una cooperación que además de establecer canales de comunicación, constituyó una Comisión de Seguimiento, integrada por miembros de ambas instituciones.

Ésta no ha sido la única medida, en marzo de este año la CNMV también firmó un acuerdo de colaboración similar con la Dirección General de Policía para el intercambio de información entre ambas partes. Fruto de esa colaboración, se logró desarticular, según indica un informe oficial de la CNMV, el mayor chiringuito financiero detectado en territorio nacional. La empresa, denominada Focus, se desarrolló entre 2017 y 2019, y su desmantelamiento permitió la detención de 95 implicados, que habrían estafado la cuantía de casi 12 millones de euros con más de 700 víctimas.

Ante este panorama, la Asociación Española de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi) explica que este incremento también se debe principalmente «al progresivo aumento de la carga regulatoria y de las exigencias de cumplimiento por parte de los supervisores. Al ser más difícil y costoso cumplir con la regulación, motiva a aquellos que no tienen proyectos sólidos a hacerlo fuera de la ley».

Según Aseafi una de las soluciones para reforzar la labor sería la apertura de un canal donde «los profesionales financieros podamos colaborar activamente con la CNMV en detectarlos y denunciarlos». La asociación, además, concluye que «no es suficiente sólo con advertir a los inversores, además es importante tomar medidas disuasorias».

En verano, más activos

Aunque el peligro es latente todo el año, es durante este periodo vacacional cuando existe un mayor riesgo de ser contactado por un chiringuito financiero. Las zonas turísticas del litoral español como: la Costa Brava, la Costa del Sol, la Costa Blanca y las Islas Baleares se convierten en lugares seleccionados para que algunas entidades desplieguen sus actividades fraudulentas. «Los métodos más recurrentes en esta temporada, son invitaciones a reuniones sin compromiso o a jornadas informativas en hoteles donde se encuentran los potenciales clientes», revela la CNMV. Tienen también un perfil claro de la víctima: veraneantes profesionales y jubilados, tanto españoles como extranjeros.

Aumento en Europa

El crecimiento en las advertencias, no es solo un comportamiento exclusivo de España, de hecho, el último informe anual de la CNMV, señala que se realizaron un total de 620 advertencias por parte de los organismos supervisores de la Unión Europea. En concreto, un 24% más respecto al año anterior, que sumaron 500 advertencias, y un 5% más que en 2016.

Un manual ‘anti-chiringuitos’

Llamadas o correos inesperados, vendedores con simpatía desbordada, o urgencia para realizar la inversión son señales que según la CNMV deberían hacerlo dudar. Por eso, el organismo ha recopilado un manual anti-chiringuitos para evitar que inversores se conviertan en presa fácil de los fraudes financieros.

La primera recomendación es comprobar el nombre de la empresa en la página de la CNMV, así verificará si la compañía está autorizada para operar en el mercado o si ha sido objeto de advertencia por parte de la entidad y de otros supervisores. Otro consejo es prestar atención a lo que le ofrecen por Internet, ya que se ha convertido en el campo perfecto para este tipo de fraudes.

Por lo general, estas empresas buscan mostrar sofisticación en sus páginas web, y para generar credibilidad están equipadas de información. Frente a ello se debe tomar una actitud activa, es decir, realizar numerosas preguntas sobre las características del servicio y de la inversión que están proponiendo. Los esquemas piramidales también son una señal de alerta, es aconsejable que si la empresa le pide que capte clientes, desconfíe.

Una de las tácticas que estos grupos emplean es usar el logo del regulador con el objetivo de mostrar una imagen fiable, ante ello «recuerde que la CNMV nunca le invitaría a realizar una inversión«, advierte el regulador. En ocasiones, las actividades de los chiringuitos se enmascara también bajo la apariencia de contratos de asesoramiento, en los que a cambio de las «recomendaciones» se cobra al cliente un elevado porcentaje de la inversión.

Además, no solo hay que tener cuidado antes de ser estafado, sino también después. La CNMV detectó otro tipo de fraude denominado recovery room, donde contactan con personas que han sido víctimas para gestionarles la recuperación de las pérdidas. Este tipo de actuaciones puede provenir del mismo chiringuito que realizó el fraude inicial. En este sentido la CNMV aconseja a cualquier consumidor que reciba estas propuestas sin haberlo solicitado no responder a la oferta y contactar con ellos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top