El Banco de España dará una prórroga para el inicio del nuevo marco de los servicios de pago

Empresas, EXPANSION

Vista de la sede del Banco de España.

El Banco de España ha abierto un periodo transitorio para ayudar a los distintos operadores que se verán afectados por la nueva normativa de pagos, conocida como PSD2, a adaptar sus sistemas ante la exigencia de expedir una doble autenticación al hacer compras por internet, según informó hoy el organismo.

El próximo día 14 entra en vigor la normativa técnica aplicable en materia de seguridad regulada en la directiva europea PSD2 para conseguir que las compras ‘online’ sean más seguras y reducir el fraude, exigiendo cumplir dos de los mecanismos de autentificación del usuario posibles.

Así, junto a la clave o CVV de las tarjetas o código recibido por el comprador vía SMS, podrían añadirse otros como una pregunta de seguridad o reconocimiento biométrico (huella dactilar, del iris, etc). El uso de dos de estas posibles confirmaciones será obligatoria, salvo para ciertas transacciones como serían las compras menores de 30 euros o cuando el cliente es habitual.

Este cambio supone una revolución para aquellos operadores no financieros como son los comercios electrónicos, obligados igualmente a adaptar sus sistemas para facilitar el proceso.

La propia Autoridad Bancaria Europea (EBA) abrió la puerta el pasado día 21 a moratorias tras reconocer la complejidad de los mercados de pagos en la Unión Europea y la necesidad de acometer cambios que permitan a los emisores aplicar la doble autenticación, especialmente para aquellos actores involucrados que no tienen la condición de proveedores de servicios de pago, como son los comercios electrónicos.

Según recuerda el Banco de España en un comunicado, la EBA acepta “de manera excepcional” que las autoridades competentes puedan trabajar con todas las partes interesadas para “conceder un tiempo adicional limitado” que permita adaptar sus sistemas “para evitar posibles efectos negativos para algunos usuarios de servicios de pagos tras el 14 de septiembre”.

“Esta flexibilidad supervisora se condiciona a que los PSP -proveedores de servicios de pago- acuerden con sus respectivas autoridades nacionales competentes los correspondientes planes de migración y los ejecuten de forma urgente”, detalla el organismo supervisor.

Así el organismo aborda un periodo transitorio en el que revisará los planes de migración que presenten los proveedores de servicios de pago de acuerdo con la “flexibilidad condicionada” fijada por la EBA, y donde trabajará en colaboración con los distintos actores, incluidos consumidores y comercios.

La moratoria se determina en el marco de migración contemplado en la zona euro y está “trabajando con las autoridades europeas”, según detalla el organismo. Por el momento, no se han fijado calendarios a escala europea para completar este proceso.

Leave a comment

Back to Top