Bankia: es “muy probable” que el BCE encarezca la tasa a la liquidez si “la economía no remonta” en 2020

Empresas, EXPANSION

El servicio de Estudios de Bankia considera “muy probable” que el Banco Central Europeo (BCE) encarezca de nuevo la penalización que aplica a la banca por sus depósitos “si en 2020 la economía no remonta” e, incluso, amplíe el programa anunciado de compra de activos.

Los analistas del banco reconocen en un estudio que el BCE “se ha situado por debajo de las expectativas en lo que respecta a la bajada de tipos y al volumen del QE” -programa de deuda-, aunque lo “ha más que compensado con el cambio en el ‘forward guidance’ y con el hecho de no poner plazo de finalización a las medidas”.

El BCE ha decidido elevar del 0,4% al 0,5% el recargo que aplica a la liquidez que las entidades financieras dejan en su ventanilla y reactiva la compra de activos que había descontinuado hace nueve meses. Adquirirá títulos de deuda por valor 20.000 millones de euros netos a partir del 1 de noviembre. El mercado esperaba que situase dicha penalización, denominada en el argot financiero como facilidad de depósito, en el -0,6% y que el programa alcanzase los 25.000 millones.

No esperaba, sin embargo, que la indicación o ‘forward guidance’ del BCE de que mantendrá los tipos en los actuales niveles o inferiores hasta que la inflación converja a la cota objetiva del 2%, ni vaya a mantener la compra de activos hasta que vuelvan a subir los tipos.

En su informe Bankia resalta que Draghi haya reconocido varias veces que esta política monetaria es buena para el lado de la demanda, pero tiene efectos negativos en el sistema bancario, fondos de pensiones, etc; y que urja a tomar medida en el ámbito fiscal para ayudar a reactivar el crecimiento.

Para paliar el impacto en el sector financiero y evitar que “eso pueda afectar al canal de transferencia de la política monetaria”, el BCE ha cambiado el régimen de cobro por la liquidez, según recuerda Bankia.

El nuevo sistema eximirá del pago de la tasa del 0,5% a las reservas totales obligatorias que regulatoriamente se exigen a las entidades financieras para operar y a otra parte de la ‘hucha’ de liquidez que lleven al BCE. Para calcular la cuantía que se libra de este recargo el organismo establecerá un multiplicador sobre las reservas obligatorias aún por conocer, pero que Bankia estima que podría situarse en el 6%.

Gracias a este balón de oxígeno, los expertos de Bankia creen que el BCE podría volver a encarecer el recargo de la facilidad de depósitos si la economía “no remonta” en 2020. “Por el momento, descartamos medidas más heterodoxas en el horizonte de previsión razonable (un año)”, concluye el estudio.

Leave a comment

Back to Top