Draghi señala que la Eurozona “se ha desacelerado más de lo esperado”

COTIZALIA, Economia

23/09/2019 17:13Actualizado: 23/09/2019 17:15

El Parlamento Europeo ha seguido de cerca el trabajo de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE). Algunos de los que siguen siendo eurodiputados estaban allí cuando en 2011 el italiano asumió las riendas de la entidad central europea, vivieron con él su “Whatever it takes” que salvó el euro y los eurodiputados han escuchado las advertencias y los comentarios del presidente. La mayoría de las veces lo que han oído han sido malas noticias. Y así ha sido también en la última visita del italiano a la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.

Draghi se ha despedido con un mensaje negativo. “Mirando al futuro, los recientes datos y los indicadores a futuro no muestran signos convenientes de un repunte del crecimiento en la Eurozona”, ha asegurado el italiano durante su discurso, en el que también ha defendido la última decisión del BCE, con la reactivación de los estímulos. El presidente ha defendido que la ralentización económica hacía “indispensable” tomar dichas medidas.

El impulso del crecimiento de la zona euro se ha desacelerado notablemente, más de lo que habíamos anticipado”, ha lamentado Draghi, que ha explicado que “se debe principalmente a la debilidad del comercio internacional en un entorno de persistentes incertidumbres relacionadas con las políticas proteccionistas y los factores geopolíticos”.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como los efectos de un posible Brexit sin acuerdo, son algunos de los elementos desestabilizadores para la economía europea. Estos serán una parte principal del dolor de cabeza con el que comenzará su mandato la francesa Christine Lagarde, que asumirá el cargo el próximo 1 de noviembre.

Draghi se despide de los eurodiputados en su última sesión en el Parlamento Europeo. (Reuters)

Draghi se despide de los eurodiputados en su última sesión en el Parlamento Europeo. (Reuters)Draghi se despide de los eurodiputados en su última sesión en el Parlamento Europeo. (Reuters)

Lecciones y acción

En su discurso Draghi también ha señalado algunas lecciones de los últimos ocho años de mandato, y el italiano ha recordado una de sus advertencias más recurrentes: si la política monetaria hubiera estado acompañada de ajustes y de políticas fiscales, los efectos se habrían notado mucho antes y habrían sido más positivos.

“Alemania es uno de los países más afectados por el enfriamiento industrial”, ha recordado Draghi, que ha aprovechado para insistir en su petición a los países que tienen “espacio fiscal” de que hagan uso del mismo para estimular sus economías y evitar que arrastren al resto de la Eurozona a la recesión.

El presidente del BCE lleva tiempo realizando esta llamada y, por lo pronto, Países Bajos ha comenzado a responder a la misma: en el presupuesto de 2020 pasará de tener un 1,5% de superávit fiscal a dejarlo en un 0,2%. En Berlín siguen negándose a dar pasos decididos en esa dirección, pero cada vez son más las voces que hacen un llamamiento a utilizar el superávit fiscal, un tema tabú porque buena parte de los políticos y economistas alemanes consideran que este será necesario para hacer frente a los retos futuros de la economía germana, como la jubilación de una buena parte de su población.

Por otro lado, Draghi ha señalado la idoneidad de un instrumento fiscal para la Eurozona con una función anticíclica, aunque ha asegurado que comprende las dificultades políticas que entraña: los países del norte se niegan a compartir riesgos con los Estados miembros sureños. Las negociaciones continúan con el objetivo de lograr un acuerdo sobre las bases de dicho presupuesto para la zona euro.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top