Natixis prescinde de Claudio Boada como sénior ‘advisor’

Empresas, EXPANSION

Claudio Boada.

Dejará de prestar servicio a la entidad francesa en diciembre de este mismo año.

Claudio Boada dejará de ser senior advisor de Natixis a partir de diciembre de este año. Fuentes financieras aseguran que la entidad francesa ya le ha comunicado que prescinde de sus servicios con el plazo de cuatro meses de antelación que se requiere en estos casos.

Tanto el banco como Boada han preferido no hacer comentarios al respecto.

Boada comenzó a trabajar para Natixis a mediados de 2017 de la mano de Carlos Perelló, el anterior director general de Banca Corporativa y de Inversión para España y Portugal de Natixis. Ahora, tras algo más de dos años prestando sus servicios, con cambio de director general incluido, la relación se dará por terminada.

La figura de sénior advisor es clave para los bancos de inversión y los fondos extranjeros que desean mejorar sus contactos con las empresas o las instituciones del país donde quieren expandir su negocio. Este perfil se caracteriza por tener una relación profesional cercana con los presidentes, consejeros delegados y, en general, altos directivos de las grandes compañías. A través de este enlace se le abren las puertas a la entidad a participar en las operaciones corporativas o de la financiación que las diferentes empresas ponen en marcha.

«La banca de inversión es un negocio de personas. Al final, hay que un equipo capaz de prestar el mejor servicio, pero en el éxito también tiene una gran influencia tener acceso al más alto nivel en la empresa a la que consideras que quieres convertir en cliente», explican fuentes del sector.

Los senior advisor prestan sus servicios a las entidades a través de un contrato mercantil. Esto implica que las partes trabajan con autonomía e igualdad de condiciones y posibilita que ambos puedan poner fin a la relación contractual de forma unilateral sin más diligencia que el preaviso de cuatro meses.

Numerosos cargos

Al margen de su relación con Natixis, Boada es presidente del consejo de Aegon España, presidente de Anticipa Real Estate y del consejo asesor de SAP España, así como consejero de Hispania (sociedad gestionada por HI Partners). Además, es sénior advisor para Blackstone y presidente de honor del Círculo de Empresarios.

Tras la no renovación del contrato con la entidad francesa, Boada dejará de percibir una remuneración que fuentes financieras sitúan cerca de los 250.000 euros por ejercicio. Según señalan estas mismas fuentes, Natixis no tiene previsto contratar a un nuevo senior advisor.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top