Covéa se aferra a su derecho de compra sobre Caser

Empresas, EXPANSION

La aseguradora francesa controla el 20% de la española y su estrategia pasa por no malvender esta participación.

La venta de Caser avanza desde que a finales de julio pasado se lanzara su cuaderno de ventas. Pero, en contra de lo previsto, el desenlace del proceso está en manos de la francesa Covéa, que tiene el 20% del capital de la aseguradora española, la mayor participación individual.

El grupo galo no ha renunciado formalmente a su derecho preferente de compra de las acciones de Caser. Esto se traduce en que podrá adquirir las acciones de Caser que salen a la venta -el 40% sin contar las suyas- si considera que el precio al que se llegue es atractivo.

Esta posibilidad se produce en paralelo con la puesta en venta, a través de Barclays, de su 20% junto con las participaciones de CaixaBank (11,5%), Bankia (15%), Abanca (9,9%) y otros accionistas minoritarios que completan alrededor del 40% de la compañía.

El consejo de administración de Caser ha analizado en su última reunión de este mes las ofertas no vinculantes presentadas por los posible compradores.

En esta sesión, las propuestas de la suiza Helvetia, la holandesa Nationale Nederlanden y Santalucía, socia de bancaseguros de Unicaja, recibieron el visto bueno de Caser. La compañía espera recibir a corto plazo la de belga Ageas, ex socia de bancaseguros de CaixaBank, que ha retrasado su oferta al estar pendiente aún de recibir la aprobación de su consejo de administración a sus condiciones.

Se han quedado en el camino la propuesta de Cinven y Anacap, fondos de capital riesgo, un tipo de instituciones que no gusta a los accionistas que tienen vocación de permanencia en Caser: Unicaja, Ibercaja y Liberbank.

Examen de las cuentas

Los candidatos que han recibido las bendiciones de Caser iniciarán en breve un proceso de due diligence en el que podrán examinar en profundidad las cuentas de Caser para presentar después, si lo consideran oportuno, una oferta vinculante con un precio al que se comprometen a cerrar la operación.

No existe una fecha fijada para realizar esta propuesta, pero se calcula que, como pronto, será durante el próximo mes de noviembre.

La due diligence incluye conversaciones con los bancos que venden en sus redes los productos de Caser:Ibercaja, Unicaja y Liberbank. El futuro de estos acuerdos es vital para determinar la evolución futura de Caser y, por tanto, su valor.

Cuando se conozcan el contenido y los precios de las ofertas vinculantes sobre la antigua aseguradora de las cajas de ahorro, Covéa se pronunciará.

La estrategia de la sociedad francesa busca proteger sus intereses con la vista puesta en no malvender su posición en Caser. Si renuncia a su opción preferente de compra, una pobilidad que tienen todos los accionistas de Caser, se ve abocada a aceptar el precio que se determine en la oferta vinculante ganadora.

Peligro

El peligro es que esta cantidad esté muy por debajo de las señalada en las ofertas no vinculantes presentadas por los diferentes inversores, que se sitúan entre los 1.000 y 1.200 millones de euros, una horquilla que, a priori, se considera aceptable por los venderores.

Pero si el precio fuera inferior, Covéa podría considerar más interesante igualar la oferta y comprar el 40% de las acciones de Caser en lugar de vender su 20% por una cantidad que consideraría insuficiente.

Ante esta situación, la incertidumbre recae sobre los candidatos a hacerse con las acciones de Caser, ya que no tienen claro el esquema de la venta.

Una solución podrá ser que los inversores que realicen una oferta vinculante la presenten bajo la condición de que Covéa no va a ejercer su opción preferente de compra si su oferta económica vinculante no incluye un descuento considerable sobre la presentada inicialmente como no vinculante.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top