Sànchez y Cuixart piden al Tribunal Supremo que les deje en libertad, sin convocar vista

Economia, EXPANSION

Jordi Cuixart; el expresidente de ANC, y Jordi Sànchez en una imagen de archivo.

Las defensas del expresidente de la ANC Jordi Sànchez y del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, han pedido al Tribunal Supremo que les deje en libertad, a la espera de la sentencia del “caso procés”, sin convocar la vista que ha solicitado la Fiscalía para prorrogarle la prisión provisional.

El letrado de Sànchez responde así al movimiento de la Fiscalía, que ayer planteó al Supremo una vista para prorrogar la prisión de los Jordis, para el caso de que no haya sentencia del “caso procés” antes del 16 de octubre, cuando vencen los dos años de preventiva.

La defensa de Sànchez cree que no procede prorrogar la prisión del expresidente de la ANC y diputado suspendido de JxCat en el Congreso, por lo que ha pedido al Supremo que dicte un auto acordando su puesta en libertad, sin necesidad de convocar la vista de prisión que solicita la Fiscalía.

En su escrito, Jordi Pina, abogado de Sànchez, invoca el informe del grupo de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que juzgó “arbitraria” la prisión preventiva de los líderes de la ANC y de Òmnium Cultural.

También Jordi Cuixart apela en su escrito, al que también ha tenido acceso Efe, a los “organismos y asociaciones internacionales en defensa de los derechos humanos” que han pedido la puesta en libertad de los líderes de las entidades soberanistas.

Los Jordis fueron los primeros en ingresar en prisión de forma preventiva el 16 de octubre de 2017, de modo que el plazo de los dos primeros años vence el próximo miércoles y para continuar en la cárcel sin sentencia sería necesario el trámite formal de la prórroga, por un período máximo de otros dos años.

La intención del tribunal del “procés” siempre ha sido dictar sentencia antes de esa fecha, si bien la Fiscalía ha optado por solicitar la vista por si los planes no saliesen según lo previsto.

Si la sentencia se publicase antes del próximo miércoles 16 de octubre y los Jordis fuesen condenados, la prisión preventiva finalizaría y éstos pasarían a ser presos reglamentarios.

En el caso de no tener fallo antes de ese día, el Supremo deberá celebrar la citada vistilla en la que escucharía los argumentos de las partes de cara a tomar una decisión sobre si siguen concurriendo los requisitos que siempre ha tenido en cuenta para mantener a los Jordis en prisión.

Leave a comment

Back to Top