OHL: la mexicana Caabsa negocia comprar el 30% a los Villar Mir

Empresas, EXPANSION

Juan Villar Mir de Fuentes junto a su padre, Juan Miguel Villar Mir.

La familia Amodio estudia su desembarco en la constructora española a través del Grupo Villar Mir, que necesita hacer caja para afrontar sus deudas.

La familia Villar Mir, que conserva algo más del 30% de OHL, mantiene conversaciones avanzadas para la venta de su participación, de manera total o parcial. El hólding español negocia con los hemanos Luis y Mauricio Amodio Herrera, inversores mexicanos propietarios del grupo Caabsa. Se trata de una corporación con fuertes intereses en el negocio de la construcción mexicana, tanto de obra civil como de edificación privada.

El grupo Villar Mir decidió poner en venta sus negocios más emblemáticos ante las dificultades para atender todas sus obligaciones financieras. Además de activos de Ferroglobe y de Fertiberia, la corporación industrial presidida por Juan Miguel Villar Mir encargó a Société Générale canalizar la venta de su participación en OHL, de la que es primer accionista. Por el grupo de construcción español se han interesado, sobre todo, firmas extranjeras. En el pasado, la asiática China State Construction Engineering Corporation (CSCEC) mantuvo conversaciones con OHL.

A día de hoy, el interés de la constructora china ha perdido intensidad, mientras los mexicanos de Caabsa han avanzado más en las conversaciones. En la operación, en la que podría haber una pequeña prima sobre la cotización actual de la constructora (en mínimos pese a su revalorización del 65% en 2019), la familia Villar Mir podría conservar una participación residual, con un doble objetivo: mantener su vinculación con el grupo fundado por Juan Miguel Villar Mir y evitar que los mexicanos se vean en la obligación de lanzar una opa por el 100% al superar el 30%.

A precios de mercado, el paquete de acciones de la familia Villar Mir tiene un valor de algo más de 100 millones de euros. Ayer, OHL cerró en Bolsa a 1,07 euros por acción, con una subida del 2%. En el último año, la cotización de OHL destaca por su volatilidad debido a los movimientos de las posiciones cortas, la ejecución de derivados de la familia Villar Mir y el impacto en los inversores de las novedades sobre la marcha de los distintos pleitos de la compañía en el exterior.

Según los últimos registros de la CNMV, el grupo Villar Mir, a través de Inmobiliaria Espacio, mantiene una participación directa del 30,6% en OHL, donde llegó a controlar más del 60%. En mayo comunicó la ejecución parcial de unos derivados contratados con Société Générale y Natixis equivalentes al 2,7% de OHL.

Según fuentes del sector, el grupo Caabsa, el buque insignia de la familia Amodio, es una corporación con fuertes intereses en la edificación residencial y los grandes complejos comerciales. La compañía promovió el centro comercial Sante Fe, en México DF, un complejo cuya valoración podría rondar los 2.000 millones de dólares gracias a la generación de flujos de caja. También está presente en retail, la comunicación y los servicios urbanos.

En el pasado, los hermanos Amodio firmaron un acuerdo estratégico con FCC para trabajar conjuntamente en proyectos de infraestructuras en México. En 2006, antes del desembarco de Carlos Slim, llegaron a formar una sociedad conjunta, denominada Impulsa Infraestructura, que ya no está vigente. Construyeron varios proyectos juntos, entre otros, el túnel sumergido de Coatzacoalcos.

OHL fue el grupo español de construcción con más intereses en México, líder en la promoción de infraestructuras de transporte y desarrollos inmobiliarios en país latinoamericano.

Hasta 2015, OHL era el grupo de infraestructuras español mejor posicionado en México. Además de ser el accionista de control de OHL México, la exfilial de autopistas ahora denominada Aleatica (IFM), la constructora tenía una importante cartera de obra residencial, en el sector energético y disponía de activos emblemáticos en el sector turístico a través del complejo Mayacoba. La crisis reputacional de la empresa, a raíz de los escándalos de corrupción, y las crecientes dificultades financieras de la constructora y de sus accionistas de referencia forzaron la venta de los principales activos en el país, por lo que hoy la presencia de OHL es testimonial.

Compromisos

El fondo Tyrus y la propia OHL se han convertido en los mayores acreedores de la familia Villar Mir, que está desmantelando la corporación industrial para atender sus compromisos. Con Tyrus firmó en 2018 un crédito de 365 millones de dólares por dos años (ampliable dos años más). Entre las garantías de este préstamo figuran las acciones de OHL y otros activos del hólding, entre los que sobresale Ferroglobe y Fertiberia. En junio, el grupo acordó la venta de Ferroatlántica, el negocio español de Ferroglobe, al fondo TPG Sixth Street Partners por 170 millones de euros.

En agosto, Grupo Villar Mir anunció la venta de Fertiberia al fondo Triton. Previamente, había acordado la venta de su parte en la argelina Fertial a una filial de la estatal Sonatrach. La deuda de los Villar Mir con OHL asciende a 120 millones. Los fundadores de la empresa se han comprometido a devolver el dinero en el plazo de un año.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top