BBVA lanza un préstamo digital exprés dirigido a clientes de la competencia

Empresas, EXPANSION

Sede de BBVA en Madrid.

La entidad quiere captar nuevo negocio aprovechando la nueva directiva europea de servicios de pago (PSD2) y la posibilidad que ofrece de acceder a los datos de clientes de otros bancos.

BBVA se posiciona para captar clientes y negocio de la competencia aprovechando las posibilidades del big data y la nueva directiva europea sobre Servicios de Pago (PSD2, por sus siglas en inglés). La norma, que entró íntegramente en vigor en septiembre, permite que los datos bancarios puedan ser accesibles a terceros si existe consentimiento del cliente.

En este nuevo marco, BBVA ha empezado a comercializar en España, aún en fase piloto, un Préstamo Rápido Online dirigido a clientes nuevos. Ofrece financiación al consumo por entre 3.000 y 10.000 euros a un plazo de entre dos y ocho años. El producto no conlleva comisión de apertura y tiene un tipo de interés del 7,20% (TIN) y 7,57% (TAE). El interés medio de los créditos al consumo en España en sus distintos plazos está en el 8,53%, según los últimos datos del Banco de España.

Para contratarlo, el cliente dispone de varias opciones. Puede facilitar directamente a BBVA la documentación requerida para que pueda calibrar el nivel de riesgo de la operación (se exige NIF, nómina y vida laboral) o autorizar al banco para que pueda consultar sus datos bancarios en su entidad o entidades de referencia y valorar su situación financiera. BBVA sólo utilizará esos datos en el proceso de contratación del crédito exprés. Transcurridos 30 días o si el cliente no llega a suscribir el préstamo, BBVA eliminará los datos.

Una vez autorizado el préstamo, proceso que se completa en 24 horas, el cliente puede recibir el dinero en su cuenta principal, sin necesidad de abrir una nueva cuenta en BBVA. Si opta por la apertura de cuenta, contratará la Cuenta Online Sin Comisiones asociada a la Tarjeta de Débito Ahora. Tampoco es necesario domiciliar la nómina, aunque si el cliente diera ese paso y aumentara el nivel de vinculación, BBVA lo bonificaría con un descuento de un punto porcentual en el tipo de interés nominal del préstamo exprés.

Con el nuevo préstamo, BBVA pone a disposición de no clientes la combinación de dos productos y servicios que ya están incluidos en el catálogo que ahora ofrece a sus usuarios. Por una parte, el alta online para la contratación de un producto. Por otra, los préstamos one click (préstamos digitales preconcedidos para clientes existentes).

Búsqueda de rentabilidad

Con esta iniciativa, BBVA quiere aumentar los volúmenes de negocio y su peso en actividades que dejan mayores márgenes, en un momento en el que todo el sector está buscando vías para sostener la rentabilidad ante la presión que están ejerciendo los tipos de interés negativos y la desaceleración económica. BBVA tiene actualmente una cuota en crédito en España del 13,6% y ocupa la tercera posición del ránking, por detrás de Santander y CaixaBank.

La banca está enfocada en captar y vincular nuevos clientes, así como en impulsar la financiación al consumo, entre otros segmentos. El crecimiento de la cartera de consumo está contribuyendo a que muchas entidades estén mejorando el rendimiento de la inversión crediticia. Unido a la reducción del coste de los depósitos, está permitiendo el aumento del margen de clientes, la diferencia entre lo que los bancos cobran por los préstamos y pagan por los depósitos. En BBVA, el retorno de los créditos está actualmente en el 2,06%, frente al 2,01% de hace un año.

La contrapartida está en el aumento del riesgo de los balances y el alza de la morosidad. A inicios de año, de hecho, BBVA tuvo que modificar su estrategia para el negocio de crédito al consumo en EEUU como consecuencia del aumento de los impagos. La filial ha endurecido la concesión de préstamos exprés digitales entre clientes ajenos al grupo, una estrategia lanzada durante la etapa en la que Onur Genç, actual consejero delegado de BBVA, estuvo al frente del negocio estadounidense.

En España y hasta el lanzamiento de este nuevo préstamo, la cartera de créditos digitales exprés estaba limitada, fundamentalmente, a clientes propios de los que BBVA tiene un amplio conocimiento. El grupo considera, sin embargo, que no hay riesgo de que se replique en España la problemática surgida en EEUU. Según fuentes de la entidad, a diferencia de lo sucedido en ese mercado y gracias al nuevo marco establecido por la PSD2, BBVA podrá calibrar adecuadamente el grado de solvencia de los clientes accediendo a los datos bancarios en manos de su entidad de referencia, lo que limita el riesgo de una escalada de la morosidad.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top