Santander mueve el 7% del capital en cinco sesiones antes del dividendo

EXPANSION, Mercados

El banco cántabro paga 0,10 euros el 1 de noviembre a cuenta de los resultados de este año.

La actividad se ha disparado en los dos grandes bancos españoles en las cinco últimas sesiones. Santander y BBVA han movido el 5,8% y el 6,5% del capital respectivamente desde el pasado jueves, antes y después de los pagos de sus últimos dividendos. El mercado de bloques es un hervidero en las últimas horas, con los grandes inversores institucionales moviendo sus participaciones a toda velocidad.

Santander pagará 0,10 euros el 1 de noviembre a cuenta de los resultados de este año. Dos días antes, el 29 de noviembre, terminará el plazo para poder optar al pago de la entidad cántabra, que repite la retribución del año pasado. Entonces, repartió los mismos 0,10 euros en dos dividendos. La entidad ya anunció el año pasado que reducía el número de pagos a dos respecto a los cuatro anteriores.

Con el dividendo a la vuelta de la esquina, la actividad se ha disparado. El mercado relaciona el movimiento con el ‘lavado de cupón’, práctica que consiste en ceder temporalmente la titularidad de las acciones a un tercero para rebajar el coste fiscal de la tributación por dividendos. Una vez cobrados éstos, los títulos vuelven a su propietario original. Esta operativa la realizan los grandes inversores institucionales.

En cinco sesiones han cambiado de manos casi 1.140 millones de títulos de Santander, con la contratación disparada sobre todo esta semana. El lunes, se movieron casi 300 millones de títulos del banco cántabro sólo en el mercado de bloques, donde la actividad volvió a ser muy intensa el martes, con otros 221 millones. En total, desde el jueves pasado se han intercambiado títulos por valor de 4.500 millones de euros.

Incógnitas

Una actividad incesante a las puertas del pago del primer dividendo a cuenta de 2019 y a la espera de que el banco que preside Ana Patricia Botín resuelva las incógnitas respecto al segundo dividendo. La referencia son los 0,23 euros que repartió con cargo a 2018, un 85% en efectivo y un 15% en la modalidad de ‘scrip dividend’. La entidad, que a principios de año se comprometió a que la proporción del dividendo por acción en efectivo sea en 2019 al menos la misma que el pasado año, quiere dotarse de la máxima flexibilidad y cuenta con tres opciones.

La primera es pagar el dividendo de la próxima primavera en ‘scrip’, mientras que la segunda sería pagar íntegramente en metálico y recuperar por lo tanto el dividendo 100% en efectivo. Santander tendría que repartir otros 0,13 euros el próximo año para igualar los 0,23 euros de 2018. Y una tercera opción sería un formato híbrido entre efectivo y acciones, con menos coste en términos de solvencia para el primer banco español.

En BBVA, la actividad también se ha disparado en las cinco últimas sesiones. En la entidad, que pagó dividendo el 15 de octubre y donde ya se estarían ejecutando las operaciones de vuelta de los títulos a sus dueños originales, han rotado unos millones de acciones por alrededor de 2.400 millones de euros.

El fuerte aumento de la actividad en los dos grandes bancos ha coincidido con una muy buena serie en Bolsa de toda la banca española, donde se están produciendo importantes tomas de posición antes del comienzo este viernes de la temporada de resultados del sector. Este minirally del sector ha contribuido también al aumento de las cifras de contratación de los últimos días, aunque los analistas consideran que de forma bastante limitada. De momento, mandan los dividendos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top