Las 5 razones que expican el órdago electoral de Boris Johnson

Economia, EXPANSION

Convocar elecciones anticipadas estando en el poder es uno de los mayores riesgos que puede tomar un político. Aunque uno piense que tiene las de ganar, el electorado es imprevisible y las encuestas fallan.

Que se lo pregunten a Theresa May, la ex primera ministra británica, cuyo calvario empezó el día que convocó elecciones y, en lugar de salir reforzada, como decían los sondeos, perdió la mayoría en el Parlamento. O que se lo pregunten al presidente en funciones Pedro Sánchez, que según las encuestas, perdería votos el próximo 10 de noviembre con respecto a los últimos comicios celebrados el pasado mes de abril en España.

Boris Johnson es el último de los políticos en sucumbir a los cantos de sirena que le dicen al oído que puede ganar unas elecciones de forma holgada y que de esta forma podrá hacer el Brexit que él quiere, sin tener que depender de los pactos con la oposición.

A pesar de los riesgos, cinco son las razones que han llevado a Johnson a tomar esta decisión.

  1. Miedo a que el apoyo del Parlamento se evapore. El primer ministro cosechó un relativo triunfo cuando el pasado martes el acuerdo firmado entre Londres y Bruselas consiguió el apoyo de una mayoría en el Parlamento, algo que Theresa May intentó en tres ocasiones y nunca consiguió. Sin embargo, los analistas consideran que ese apoyo pudo ser un espejismo y que no se repetirá fácilmente, en el caso de que Boris volviera a intentar pasar la legislación del Brexit.
  2. Cambios en la Ley del Brexit. La falta de apoyo en el Parlamento puede llevar a que se incluyan en la ley enmiendas que convertirían el Brexit de Boris en algo irreconocible para él.
  3. Caos laborista. Combatir al partido de Jeremy Corbyn antes de que el Brexit esté totalmente resuelto puede tener ventajas, ya que el partido está sumido en el caos y su posición sobre el Brexit sigue siendo muy confusa.
  4. Mejor con Jeremy. Retrasar la convocatoria de elecciones hasta el próximo año daría la oportunidad a los laboristas de movilizarse y, quizás, quitar a Corbyn el liderazgo del partido. Boris sabe que tener a este contrincante es mejor que correr el riesgo de que llegue otro líder con más tirón popular y que una al partido de forma clara. Corbyn tiene un gran apoyo de base, pero muchos enemigos entre los diputados laboristas.
  5. La unidad del Brexit. Las encuestas dicen que Johnson gana, al agrupar buena parte del voto pro-Brexit mientras los pro-europeos están divididos. La popularidad en ese colectivo puede subir al presentarse como el candidato que puede sacar por fin a Reino Unido de la UE.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top