Sánchez planta a la Empresa Familiar en plena campaña

Economia, EXPANSION

El presidente del Gobierno será sustituido por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, excusó a última hora de ayer su asistencia al congreso anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), que se inauguró anoche en Murcia. El presidente, a punto de iniciar la campaña electoral de cara a las elecciones generales del 10 de noviembre, debía participar mañana en las jornadas con los grandes empresarios. Sin embargo, Sánchez se ausentará cuando estaba previsto que acudiese.

Hay que recordar que el año pasado, en la cita de Valencia, el presidente fue abroncado por los empresarios por su falta de respuestas y reformas a los problemas económicos. Y también por su proyecto de subir los impuestos a las grandes empresas y fortunas. El presidente será sustituido por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El IEF, que reúne a cerca de una centenar de las empresas más grandes de España, pidió anoche a los partidos políticos una reforma de la educación y de la formación para adaptarla a las necesidades de las compañías y a la evolución de la economía. «Las empresas familiares consideramos que es imprescindible actuar ya. Hay que reformar el modelo educativo y de formación para hacerlo más flexible y orientarlo a la realidad, a las nuevas tecnologías y al futuro». Así reza la declaración que el IEF difundió ayer como punto de partida de su vigésimo segundo congreso nacional.

La cita será inaugurada oficialmente hoy por el Rey Felipe VI; la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño; y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. El congreso será clausurado mañana por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con la intervención previa del líder del Partido Popular, Pablo Casado.

En su declaración sobre la educación y la formación, los empresarios advierten a la clase política del siguiente problema: «Existe un desfase evidente entre nuestro sistema de formación y el mercado de trabajo. Y esta realidad se ha convertido en uno de los principales obstáculos para el crecimiento empresarial».

Es más, el IEF resalta que por esta cuestión se da una paradoja sorprendente en el mercado de trabajo. «En un país con uno de los niveles de desempleo más altos de Europa -agravado especialmente en el caso de los jóvenes-, se da la paradoja de que las empresas se enfrentan a menudo a serias dificultades para encontrar personal que se adapte a los requerimientos de los nuevos empleos», dice la declaración de la Empresa Familiar.

Postulados ideológicos

Por todas estas razones, el Instituto advierte a la clase política de que aparten del debate electoral la reforma de la educación y la formación. «Ha de ser un debate sin planteamientos ideológicos y en el que se impliquen activamente las empresas, los agentes sociales, el Gobierno y las Administraciones, los partidos políticos, los expertos y la sociedad en su conjunto. Tenemos el convencimiento de que es factible alcanzar el consenso». Máxime, cuando «la educación y la formación son el principal talón de Aquiles de nuestro país. Sin una formación de calidad y que facilite el acceso al mundo laboral, no se puede hablar de una verdadera igualdad de oportunidades para nuestros jóvenes», subraya.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top