Hernández de Cos pide consenso a los partidos políticos para alcanzar las reformas pendientes

Economia, EXPANSION

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El gobernador del Banco de España advierte de que los acontecimientos en Cataluña pueden penalizar el gasto de los agentes privados

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido a los partidos políticos «encender las luces largas» para ser capaces de llegar a acuerdos que permitan abordar las reformas pendientes y hacer frente a los retos a los que se enfrenta la economía española.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la clausura del III Encuentro económico-asegurador ‘Futuro económico y tendencias del sector asegurador’ organizado por Mutualidad de la Abogacía, de cara a las elecciones generales que se celebrarán en España el próximo 10 de noviembre.

Según Hernández de Cos, resulta «urgente» que el nuevo Gobierno que se forme tras los comicios «cuente con la iniciativa y los apoyos suficientes» para realizar las reformas que permitan hacer frente a las vulnerabilidades que subsisten en la economía española e incrementar su capacidad de crecimiento.

«Es, por tanto, la hora de encender las luces largas y de forjar amplios consensos que aumenten el bienestar de las generaciones venideras», ha señalado el gobernador del Banco de España.

Durante su intervención, Hernández de Cos ha aludido a la desaceleración de la economía global, especialmente intensa en el área euro, que también ha afectado a España, motivando una revisión a la baja de las proyecciones macroeconómicas y el diagnóstico sobre el balance de riesgos, como resultado de las incertidumbres geopolíticas, las tensiones comerciales y el Brexit.

En el caso de España, la incertidumbre se centra sobre el curso futuro de las políticas económicas internas, como la trayectoria de la política presupuestaria o la agenda de reformas estructurales, y deriva de las dificultades en los últimos años para la conformación de mayorías parlamentarias sólidas.

Hernández de Cos también se ha referido a los acontecimientos recientes en Cataluña, apuntando que «pueden incidir también negativamente, de persistir en el tiempo, en las decisiones de gasto de los agentes privados».

Además, ha apuntado que en España subsisten «desequilibrios importantes» pese a las mejoras logradas durante la recuperación económica, entre los que ha destacado los elevados niveles de desempleo y endeudamiento público y exterior, y que la capacidad de crecimiento futura del país «se ve limitada por una dinámica muy débil de la productividad y el previsible impacto del envejecimiento poblacional».

En este escenario, el gobernador del Banco de España ha llamado a la formación urgente de un Gobierno que tenga los apoyos necesarios para impulsar corregir las vulnerabilidades que todavía afronta la economía española para apuntalar su capacidad de resistencia ante «eventuales perturbaciones negativas».

Productividad: capital humano y tecnológico

Hernández de Cos ha profundizado durante su discurso en el reto de la productividad que afronta España, pues las «tímidas ganancias» de productividad observadas durante la última fase recesiva y la posterior recuperación «se han revelado insuficientes para cerrar la brecha existente» respecto a los países del entorno.

«El limitado avance de la productividad en la economía española debería ser un motivo de preocupación de primer orden, ya que las ganancias de productividad son el único mecanismo que puede generar un crecimiento de la renta per cápita sostenido y estable en el largo plazo», ha advertido.

Entre los factores que determinan este aspecto, se ha referido al capital humano, el capital tecnológico y la financiación de la innovación, tres dimensiones en las que la economía española presenta «una posición preocupante» respecto a sus socios europeos.

Respecto al capital humano, ha sugerido un replanteamiento del diseño institucional del sistema educativo y del propio sistema de aprendizaje.»Resulta crucial que asumamos esta tarea de mejora del capital humano como colectiva, en la que las administraciones públicas ejerzan un papel de liderazgo evaluando y ajustando el sistema educativo de forma continuada a todos los niveles, a medida que evolucionen las necesidades del mundo empresarial, pero, al mismo tiempo, las empresas se impliquen en la formación de sus trabajadores, en particular de aquellos jóvenes que accedan a su primer puesto de trabajo», ha explicado.

Por su parte, Hernández de Cos ha señalado que la brecha de capital tecnológico responde tanto al déficit de capital humano disponible como al sesgo de la estructura productiva hacia sectores con bajo contenido tecnológico y al acceso a la financiación pública y privada de proyectos innovadores.

En esta línea, la elevada incertidumbre acerca del retorno previsto de la inversión en I+D+i y el dilatado horizonte temporal hasta que se materializa «justifica la intervención de las administraciones públicas en su financiación, especialmente en el ámbito de la investigación básica», ha apostillado el gobernador.

Asimismo, Hernández de Cos considera que «podrían rediseñarse» los sistemas de evaluación de la actividad investigadora pública para que la asignación de recursos entre centros refleje criterios de excelencia académica y «cabría desarrollar» un marco de colaboración público-privada en el que el sector privado «pueda canalizar de modo eficiente fondos públicos a través de un diseño de incentivos bien definido».

Tipos de interés del BCE

En cuanto a las últimas medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) en su reunión de septiembre, entre las que se encuentran la rebaja del tipo de interés de la facilidad de depósito hasta el -0,5% y la reanudación de las compras netas a un ritmo mensual de 20.000 millones a partir de noviembre, Hernández de Cos ha explicado que las decisiones buscan contrarrestar el deterioro de las perspectivas de crecimiento y de inflación.

«La investigación económica muestra que estas medidas han sido efectivas en el pasado reciente a la hora de relajar las condiciones financieras y favorecer la actividad crediticia. Sobre la base de esta evidencia, el nuevo paquete de medidas impulsará la actividad económica del área del euro en un contexto de elevada incertidumbre y favorecerá la convergencia de la inflación hacia niveles acordes con el mandato del BCE», ha afirmado.

Respecto a los tipos de interés negativos, ha señalado que no hay evidencia concluyente de que hayan perjudicado la oferta de crédito bancario hasta el momento, aunque ha advertido de que no se puede descartar que su mantenimiento durante un periodo adicional potencialmente amplio «pueda acabar teniendo alguna consecuencia negativa sobre el canal bancario de transmisión de la política monetaria».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top