El mayor banco de Europa suma rebajas de valoración y dudas en Bolsa

EXPANSION, Mercados

HSBC vuelve hasta los niveles más bajos desde agosto tras unos resultados decepcionantes.

El mayor banco de Europa por valor en Bolsa está haciendo una nueva demostración de debilidad en el parqué. Tras la fuerte pérdida del 3,7% provocada por los decepcionantes resultados del tercer trimestre del año presentados el lunes, HSBC siguió sufriendo el martes y perdió otro 1% hasta los niveles más bajos desde el pasado mes de agosto.

La entidad, que ha visto cortado de raíz el rebote que emprendió tras los mínimos del verano, acumula dudas y es el primer protagonista negativo de la temporada de resultados en Europa. Por su condición de banco global, está llevando la incertidumbre la conjunto del sector y ha sido decisivo en las dos últimas caídas consecutivas del 0,4% del índice Stoxx Banks 600.

HSBC redujo el beneficio neto atribuido un 23,8% al cierre del tercer trimestre, hasta los 2.678 millones de euros. Aunque el beneficio neto sí crece un 3,7% en los nueve primeros meses del año frente al mismo período del año pasado los inversores están deshaciendo posiciones con fuerza después de que la entidad haya reconocido que no cumplirá el objetivo de elevar la rentabilidad sobre el capital tangible por encima del 11% en 2020.

El banco británico, que pierde cerca de un 10% de su valor este año en Bolsa y que se acerca a los mínimos del año desde los que rebotó a finales de agosto, está recibiendo un batería de rebajas de valoración entre los analistas que siguen el valor.

Credit Suisse, Barclays y DZ Bank han rebajado sustancialmente sus precios objetivos desde la presentación de las cuentas. Unas rebajas que reducen el potencial alcista del banco por debajo del 10% en un momento de crecientes dudas entre la comunidad inversora.

En estos momentos, el porcentaje de recomendaciones de venta sobre HSBC se ha disparado hasta casi el 40%. Hay que remontarse hasta el año 2008 para encontrar tantos consejos negativos sobre el valor, que tras unos resultados negativos en Europa y Estados Unidos ha sugerido un proceso de ajuste de costes para hacer frente al deterioro de sus cuentas.

Pero el mercado se empieza a cuestionar si el gigante financiero europeo necesita algo más que el tijeretazo a los costes anunciado por el CEO interino del grupo, Noel Quinn. Bajo por los focos por los resultados, HSBC ha elevado la incertidumbre general sobre el delicado estado de salud de todo el sector financiero.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top