Guindos defiende mantener los depósitos en negativo hasta acercar la inflación al 2%

EXPANSION, Mercados

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, durante la conferencia que ha ofrecido este jueves en Bilbao, organizada por la Deusto Business School. EFE/ Javier Zorrilla

Cree que el riesgo de recesión es «muy reducido», pero vaticina un periodo dilatado de bajo crecimiento.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha afirmado en Bilbao que se acabarán los tipos de interés negativos cuando la inflación se acerque al objetivo de estabilidad de precios, en el entorno del 2%.

Por otra parte, tras indicar que la probabilidad de una recesión es «muy reducida», ha abogado por procesos de consolidación en el sector bancario europeo ante el problema de su baja rentabilidad.

Luis de Guindos ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha participado en la Universidad de Deusto en un encuentro organizado por Deusto Business Alumni y PwC.

Guindos ha indicado que, por tanto, mantendrán de momento la política expansiva aunque ha reconocido que los «efectos colaterales no deseados» cada vez son más importantes. En todo caso, ha advertido de que la política monetaria no puede ser la única que haga frente a la desaceleración económica, sino que también son claves otros actores y la implementación de determinadas políticas estructurales y fiscales.

«Podemos aliviar la situación, pero no solucionarla», ha indicado De Guindos, que ha emplazado a esos otros agentes «a actuar», porque ello también facilitaría «la normalización» de los tipos de interés.

Por otra parte, ha vuelto a incidir en que no cree que se vaya a producir una recesión y que las probabilidades son «muy reducidas», aunque si advierte de la posibilidad de un periodo «dilatado» de crecimientos bajos. ANIMA A LA CONSOLIDACIÓN BANCARIA

Asimismo, ha indicado que en estos momentos hay dos «riesgos importantes» para la estabilidad financiera en la zona euro, uno que tiene que ver con los potenciales riesgos de liquidez en la gestión de activos, y otro con la baja rentabilidad de la banca europea, que se puede convertir en un «problema sistémico».

A su juicio, ello tiene que ver con la falta de consolidación del sector bancario en Europa y, por ello, considera «básico» ir a procesos de consolidación doméstica, pero también entre bancos de distintos países de la zona euro.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top