Los inversores penalizan las ‘start ups’ españolas con presencia femenina entre los fundadores

Empresas, EXPANSION

Las emprendedoras reciben menos financiación, según red capital. iSalud es el proyecto lanzado por al menos una mujer que captó más recursos en 2018

Igual que en la literatura muchas autoras se vieron abocadas en el pasado a firmar sus obras con seudónimos masculinos para que éstas fueran tomadas en consideración, en el mapa de la innovación actual algunas emprendedoras empiezan a preguntase si ocultar su identidad femenina podría beneficiarles a la hora de conseguir respaldo de los fondos de venture capital para sus proyectos. La idea, lejos de ser descabellada, encuentra fundamento en los pocos datos que se rebelan al respecto.

Un análisis realizado recientemente por alumnos del Cunef (Colegio Universitario de Estudios Financieros) y por la gestora Red Capital Partners -responsable del primer fondo español para invertir en start up de mujeres- concluye que mientras que la paridad de género es casi una realidad entre los fundadores de nuevas empresas en España, las iniciativas en las que intervienen mujeres reciben menos recursos para poder despegar por parte de los fondos de venture capital, que buscan oportunidades entre los proyectos incipientes.

A cierre de 2018, la proporción de emprendedoras en el país se situaba en el 46,9%, según recoge el informe de Red Capital Partners y Cunef citando a Global Entreprenuership Monitor. Mientras, la tasa de mujeres que contaron con financiación para sus propuestas se situó en el 11,1%, indican los autores del análisis después de cruzar la información de diversas bases de datos, como Pitchbook o Crunchbase. En concreto, solo 52 fundadoras encontraron apoyo frente a 415 hombres.

Trasvasando estas diferencias al terreno de las start ups, 35 proyectos con al menos una integrante entre sus creadores se beneficiaron de la inyección de los fondos de venture capital de un global de 222 iniciativas. Esto es, un 15,7%. El comparador de seguros iSalud, que captó 30 millones de euros, y la solución para el envío de mercancías OnTruck, con 25 millones, se convirtieron en las dos mayores rondas de financiación de empresas de nuevo cuño con presencia femenina entre sus impulsores.

Desproporción

La brecha de financiación por razón de género se traduce en más de 500 millones menos para las propuestas con alguna mujer dentro del equipo fundador, siempre según la información recopilada por Red Capital Partners y Cunef. Así, las start ups de emprendedoras recibieron el año pasado 94,8 millones del venture capital, en comparación con los 609,4 millones de los proyectos lanzados solo por hombres. Esto es, solo un 13,5% de la inyección total de los fondos que invierten en fases iniciales en España en 2018.

Este porcentaje apenas ha cambiado respecto a los registrados en los tres ejercicios anteriores. En 2017, las iniciativas con impulso femenino recaudaron también un 13,5% de la inversión total del venture capital (91,6 millones), en 2016, un 12% (20,3 millones), y en 2015, otro 12% (8,1 millones). A la luz de estos datos, Luz Ramírez, fundadora de Red Capital Partners se pregunta: «¿Hasta qué punto los inversores se creen realmente las grandes oportunidades que trae la diversidad al mundo empresarial?».

«Cuando me propuse en 2017 llevar a cabo el proyecto de crear un fondo para invertir en compañías lideradas o colideradas por mujeres, no había el interés ni la atención que los temas de diversidad acaparan hoy en día. Más de dos años después, los inversores alaban esta estrategia y ya no es necesario explicarles por qué la diversidad incrementa la rentabilidad de las empresas; prestigiosas instituciones, escuelas de negocios y consultoras han publicado informes que lo corroboran. Sin embargo, como muestra nuestro análisis, los datos de inversión prácticamente no han variado en los últimos años», explica la directiva.

Pese a la asimetría que se da en el mercado nacional, la bolsa de recursos captada por los proyectos con participación femenina en España es superior a la media europea. Según los datos de Pitchbook, el año pasado las start ups del Viejo Continente con al menos una mujer en el equipo fundador atrajeron tan solo el 9,1% del total de la inversión del venture capital.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top