Intesa Sanpaolo gana un 9,9% más hasta septiembre y alcanza el 82% del beneficio previsto para todo el año

Empresas, EXPANSION

Oficina de Intesa Sanpaolo.

El banco italiano Intesa Sanpaolo obtuvo un beneficio neto de 3.310 millones de euros en los primeros nueve meses de este año, un 9,9% más que los 3.012 millones del mismo periodo del ejercicio precedente, informó hoy en un comunicado.

En cuanto al tercer trimestre de 2019, el beneficio neto cayó casi un 14%, al pasar de 1.216 millones del año anterior a los 1.044 millones del actual.

El resultado de la gestión operativa en los primeros nueve meses del 2019 fue de 6.824 millones de euros, un 0,9% más que los 6.761 millones del año anterior, un aumento que contrasta con la caída del tercer trimestre del 2019, del 7,6%, hasta los 2.228 millones.

Los ingresos operativos netos se mantuvieron prácticamente en línea hasta finales de septiembre, al situarse en los 13.582 millones de euros, pero un 0,8% inferiores a los 13.691 millones interanuales.

Los costes operativos en los primeros nueve meses fueron de 6.758 millones de euros, un 2,5% menores que los 6.930 millones del mismo periodo del ejercicio precedente. En el tercer trimestre aumentaron un 1%, hasta los 2.228 millones de euros.

La entidad, una de las mayores de Italia, aseguró que la calidad de sus créditos ha mejorado, con la reducción de los créditos deteriorados del 13,3% respecto al final del 2018 y en 20.000 millones de euros en comparación con el último día del 2017.

En general, la incidencia de los créditos deteriorados representa el 7,6% del total bruto.

En términos de solvencia, la entidad cuenta con un ratio Common Equity Tier 1 del 14,2%, un «nivel top entre los mayores bancos europeos» y «ampliamente superior a los requisitos normativos» de las pruebas de estrés de la Entidad Bancaria Europea del pasado año.

Por otro lado, Intesa Sanpaolo avanza que contaba con una liquidez «elevada» y «disponible inmediatamente» de hasta 116.000 millones de euros a finales del pasado mes de septiembre.

El banco se presenta como «un acelerador del crecimiento de la economía real» italiana, ya que en lo que va de año ha otorgador créditos a medio y largo plazo por un valor total de alrededor de 32.000 millones de euros.

En definitiva, los resultados de los primeros nueve meses de 2019 están «en línea» con los previstos para todo el ejercicio.

El consejero delegado del banco, Carlo Messina, se declaró «particularmente satisfecho» por la evolución de los primeros nueve meses del año en «un contexto más complejo de lo previsto».

En concreto celebró que el beneficio neto de 3.310 millones de euros «es el mejor resultado de nueve meses desde el 2008» y, a fecha de septiembre, ya se había alcanzado el 82% del beneficio previsto para todo el año.

También aplaudió la reducción de créditos deteriorados, pues «jamás» se había alcanzado un nivel tan bajo en los primeros nueve meses.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top