La banca privada ya cobra por los depósitos de particulares en España

Empresas, EXPANSION

Las firmas internacionales han dado el primer paso, que secundarán las entidades españolas. La decisión ha provocado un baile de clientes que buscan tener el coste cero.

Las grandes entidades de banca privada internacional ya cobran a sus clientes de altos patrimonios en España por sus depósitos.

Hace un par de semanas ningún banco quería ser el primero en anunciar que cobraría por el dinero aparcado en el BCE, pero las circunstancias ahora son radicalmente distintas: ninguno quiere asegurar que no va a cargar a sus clientes con la tasa que estipula el BCE por la liquidez sobrante.

La mayor parte de las firmas internacionales de banca privada ya aplica una tasa estándar del 0,5% a determinados clientes por sus depósitos domiciliados en España. Y los que no, han elegido el primero de enero de 2020 para empezar a hacerlo.

En todo caso, como es habitual con cualquier cambio en las condiciones de los servicios ofrecidos, la banca internacional ha empezado a remitir cartas o emails a sus clientes, informándoles del cobro mensual por la parte de su patrimonio que custodian en efectivo.

Baile de clientes

La respuesta de los clientes no se ha hecho esperar. La llegada de las cartas ha desatado un baile de clientes de unas entidades a otras, para trasladar su saldo en depósitos y mantener su ahorro a coste cero.

Los clientes con elevada liquidez han dejado de ser rentables y éste ha sido el detonante para que se haya acelerado la decisión por cobrar por el efectivo de grandes fortunas en el mercado español.

Y es que hasta ahora, solamente Credit Suisse, UBS y UniCredit habían comunicado abiertamente su decisión de aplicar una tasa sobre los depósitos de sus grandes clientes. Aunque no habían especificado en qué mercados, los bancos suizos Credit Suisse y UBS ya han trasladado su decisión al mercado español (el banco central de Suiza tiene los tipos de interés en el -0,75%).

En menos de dos semanas se ha unido a ellas el resto de bancos internacionales con divisiones de banca privada.

«A partir de determinada cantidad, los depósitos comienzan a suponer un lastre y para las entidades que gestionan altos patrimonios es muy caro mantener depósitos», explica el responsable en España de un importante banco especializado en altos patrimonios.

Todas las entidades coinciden en gravar exclusivamente a partir los 100.000 euros en depósitos, aunque algunas están elevando el suelo en función de la vinculación del cliente. Por ejemplo, hay entidades que varían el coste, según los clásicos servicios que la banca privada ofrece a cada cliente, como asesoramiento, o contratos discrecionales.

Los bancos españoles estaban esperando un primer paso de una de las grandes entidades (Santander, CaixaBank o BBVA) que provocara el efecto arrastre o dominó en el resto. Finalmente, han sido los grandes bancos extranjeros los que han tirado la primera piedra y en el sector aseguran que a partir de enero todos cobrarán ya por grandes depósitos.

Bancos españoles

Los bancos españoles con importantes divisiones de altos patrimonios aseguran no haber tomado por el momento ninguna decisión en firme. Pero también han transformado su discurso en solamente un mes. Hoy ninguno niega rotundamente que vaya a cobrar a clientes particulares con altos patrimonios aparcados en cuentas.

La semana pasada, los grandes ejecutivos de los bancos del Ibex empezaron a calificar como «inevitable» cobrar por determinados depósitos y abrían la puerta a gravar la liquidez de «grandes clientes».

100.000 millones

Tradicionalmente, el sector de la banca privada se ha beneficiado de los depósitos de los grandes clientes con mayor aversión al riesgo. En cambio, estas entidades son ahora una de las patas del sector financiero más castigadas por los bajos tipos de interés.

«Para aquéllos que han basado su rentabilidad en depositar su efectivo en el banco central, comienza a ser realmente difícil», dice Vincent Traupin, consejero delegado de Edmond de Rothschild en una entrevista a Financial Times. Esta firma va a gravar parte de liquidez de las carteras de los clientes españoles, aunque no especifica a partir que cantidad.

Esta situación se acentúa en el negocio de las entidades de banca privada en España. Un mercado que a pesar de tener un tamaño reducido en comparación con otros grandes países de la eurozona, es especialmente sensible a los tipos negativos por el carácter conservador de los españoles.

La parte en liquidez las grandes fortunas españolas es elevada. Los altos patrimonios tienen alrededor de 100.000 millones de euros en depósitos. Algo más del 20% del patrimonio total. Las divisiones de Santander (103.849 millones de euros), BBVA (69.630 millones), CaixaBank (64.912 millones), Bankinter (35.837 millones) y Sabadell (27.300 millones) son las entidades con mayores saldos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top