Santander, BBVA y Sabadell logran los primeros sellos VIP de España para sus titulizaciones

Empresas, EXPANSION

Los 3.650 millones de euros emitidos entre los tres bancos tienen ventajas en consumo de capital y en retención de riesgo.

Han tenido que pasar cuatro años desde que Europa empezó las discusiones y dos desde su aprobación oficial, pero tres bancos españoles han logrado al fin el esperado sello especial para sus titulizaciones que señala que son sencillas, transparentes y estandarizadas (STS, por sus siglas en inglés) y que, por tanto, se merecen un trato mejor en los cómputos de capital y riesgo. Santander, BBVA y Sabadell han sido los pioneros.

La etiqueta VIP forma parte de la reforma de las titulizaciones que emprendieron los reguladores del Viejo Continente cuando se dieron cuenta de que la normativa aprobada después de la crisis para impedir que se volvieran a repetir incendios como el de las hipotecas subprime (las titulizaciones más famosas de la historia) había volatilizado el mercado y convertido las emisiones de este producto en un recuerdo de la historia. De los más de 818.000 millones de euros emitidos en 2008 en Europa, en los últimos años el volumen no se ha ni acercado a los 300.000 millones.

Y con las titulizaciones desapareció también un importante volumen de préstamo, ya que los bancos utilizan este vehículo en el que se empaquetan créditos para venderlos por tramos a inversores para liberar capital y tomar aire para volver a prestar. Según la visión de la banca, la nueva regulación impedía esa liberación de capital y hacía de la titulización un instrumento costoso y sin beneficios. Por eso dejaron de emitir.

La preocupación por la caída del préstamo cristalizó en 2015. Europa se movilizó para reformar la reforma de las titulizaciones y decidió crear una etiqueta para distinguir las emisiones que fueran sencillas, transparentes y estandarizadas con la intención de alentar a los bancos para que retomaran las emisiones y que lo hicieran con productos de riesgo acotado. Si se demostraba que los préstamos empaquetados cumplían ciertas características, como que fueran homogéneos, sin retitulizaciones de por medio y con estructuras sencillas, entrarían en una categoría que permitiría a los compradores beneficiarse de menores cargos de capital y a los vendedores liberar más riesgo.

Más préstamos

Tras dos años de discusiones, el Parlamento Europeo dio su visto bueno finalmente en 2017. ¿Su objetivo? Liberar entre 100.000 y 150.000 millones de euros de los bancos para que ese dinero vuelva a ser prestado. La fecha fijada para la entrada en vigor de la nueva normativa fue el 1 de enero de este año, pero el aluvión no ha llegado. Los bancos siguen cuestionando la regulación y consideran que se queda corta, además de señalar determinadas lagunas legales que no se han clarificado. Pero hay algunas entidades que han decidido lanzarse. Santander, BBVA y Sabadell están en ese grupo.

El banco presidido por Carlos Torres fue el primero. En julio registró el primer folleto de un banco nacional de una emisión que pretendía ser STS y de una alta cuantía: 2.010 millones de euros. Lo hizo sin tenerlas todas consigo. «No hay ninguna certeza de que la titulización descrita en este folleto vaya a recibir la verificación STS», señalaba el documento de colocación.

Sabadell fue el siguiente. Lo hizo en septiembre con una emisión de 1.087 millones de euros y las mismas dudas. «El emisor va a pedir a la ESMA [Autoridad Europea de Valores y Mercados, el organismo encargado de dar el sello oficial] la notificación STS», aseguraba. «Sin embargo, ninguno de los participantes en la emisión garantizan ni explícita ni implícitamente que esta titulización sea reconocida o designada como STS», añadía.

Santander acaba de sumar una colocación de 555 millones de euros. «El no cumplimiento del estatus de titulización STS puede dar lugar a requerimientos más altos de capital para los inversores, así como a varias sanciones administrativas», advirtió, para que el caso de que su propuesta no consiguiera superar las exigencias del regulador.

Los tres bancos pueden quedarse tranquilos. La ESMA ha aceptado sus propuestas de titulización STS, que suman más de 3.650 millones de euros. Después de meses de espera, el organismo publicó el último día hábil de octubre la lista de las transacciones europeas que han logrado el ansiado sello y Santander, BBVA y Sabadell están en ella. Los tres han optado por operaciones que empaquetan préstamos al consumo para estrenarse en esta modalidad y ninguno de ellos tendrá que dar marcha atrás en las promesas tentativas que hicieron a los inversores al lanzar la titulización.

Los bancos españoles no están solos. El listado de la ESMA incluye operaciones de 88 emisores de todos los países de Europa, con Reino Unido, Francia, Holanda, Alemania e Italia a la cabeza.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top