El Gobierno estudiará si puede recurrir la decisión de la Asamblea de Madrid por la ilegalización de partidos nacionalistas

Economia, EXPANSION

El secretario del PSOE y presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez ayer en un acto en Castellón.

El Gobierno estudiará la iniciativa aprobada este jueves por la Asamblea de Madrid que propone ilegalizar los partidos independentistas que atentan contra la unidad de España, según ha confirmado el presidente en funciones, Pedro Sánchez, que ha considerado el texto una «deriva reaccionaria muy peligrosa».

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez ha considerado que esta iniciativa que planteó Vox y que apoyaron PP y Ciudadanos es un ejemplo de que «la ultraderecha» está «arrastrando» a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera en este discurso «contrario a la Constitución y la transición».

«Plantear la ilegalización de quienes no piensen como uno es una deriva reaccionaria muy peligrosa», ha subrayado el líder socialista.

A la pregunta de la Ser, Sánchez ha confirmado que el Ejecutivo va a estudiar este texto por si puede ser objeto de recurso, y ha advertido de que «estamos empezando a ser testigos de cosas preocupantes».

Ha apuntado, en este sentido, que la ultraderecha «quiere cerrar canales privados, veta periodistas, señala a los homosexuales diciendo que tienen una enfermedad» o habla de «denuncias falsas» en la violencia machista y de ilegalizar partidos.

Todo eso, ha recalcado Sánchez, «tiene un nombre en la historia europea».

Por eso a confirmado que el Gobierno estudiará este texto y aunque ha admitido la «capacidad y autonomía» de los parlamentos regionales a la hora de plantear determinadas cuestiones ha insistido en que desde el punto de vista político esta iniciativa supone una deriva «muy preocupante» por parte del PP y de Ciudadanos.

Ha reiterado, como apuntó ya este jueves, que Vox es un «invento de José María Aznar para desestabilizar a Mariano Rajoy», una «criatura que ellos mismos han creado» que ahora «se les ha ido de las manos».

A pocas horas de que acabe la campaña electoral, en el PSOE son reticentes a hacer pronósticos sobre los escaños que obtendrán el próximo domingo en las urnas, aunque no prevén ni una gran subida ni una gran bajada de escaños respecto a los 123 que obtuvieron hace seis meses.

En el Comité Electoral del PSOE, según varias fuentes consultadas por Servimedia, consideran que será inalcanzable la cifra de 130 diputados que pronostica la parte baja de la horquilla que atribuía a los socialistas el último sondeo del CIS.

Están seguros de que van a ganar las elecciones, e incluso ven probable subir algún escaño pero creen que, en ningún caso, quedarán por debajo de lo que obtuvieron el 28-A en porcentaje de votos. En primavera, los socialistas lograron más de 7,4 millones de votos, el 28,68 % del total de papeletas.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top