¿Por qué CaixaBank es el primer ganador de la temporada de resultados?

EXPANSION, Mercados

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de resultados del tercer trimestre del 2019 . EFE/Kai Försterling

Société Générale, Mediobanca y Morgan Stanley suben sus precios objetivos tras la cuentas.

A ningún banco español le ha sentado mejor la temporada de resultados que a CaixaBank. La entidad que preside Jordi Gual sube un 10% desde que Banco Sabadell dio el pistoletazo de salida el pasado 24 de octubre y un 12% desde que el día 31 puso negro sobre blanco sus propias cuentas del tercer trimestre. Unos números que superaron las expectativas del mercado y que los analistas han recogido con mejoras de precios objetivos.

La primera consecuencia es que la entidad catalana ha frenado en seco la caída continua de las valoraciones que cogió velocidad principalmente desde el pasado mes de abril. Es decir, una vez que el Banco Central Europeo (BCE) constató el cambio de sesgo en la política monetaria, retrasando la subida de los tipos de interés y anunciando una nueva ronda de financiación para la banca en plena desaceleración de la economía del área.

Desde entonces hasta el comienzo de la temporada de resultados, las firmas de análisis habían ejecutado un gran tijeretazo al precio objetivo medio, que se desplomó desde los 3,87 hasta los 2,83 euros a finales del mes pasado. Desde unas valoraciones que el conjunto del mercado considera como “atractivas” a pesar del nivel de riesgo asociado al sector, CaixaBank ha empezado la remontada en Bolsa.

Tras ganar 1.266 millones de euros al cierre del tercer trimestre y superar el consenso del mercado, Société Générale ha subido el precio objetivo desde los 2,46 hasta los 2,60 euros, Mediobanca desde los 2,40 hasta los 2,50 y Morgan Stanley desde los 3,10 hasta los 3,20 euros. El resto de firmas han confirmado sus precios anteriores, incluidos los analistas de Credit Suisse, que en banca española sólo recomiendan comprar CaixaBank y Santander.

El resultado es que el precio objetivo medio ha rebotado hasta los 2,94 euros, que representa un potencial alcista del 5% sobre los niveles actuales. La previsión no permitiría a CaixaBank recuperar los 3,13 euros a los que inició el ejercicio 2019 pero al menos supone un punto de inflexión para una entidad que este año se deja en el camino un 8% de su valor. Sólo Bankia cae más entre los seis bancos del Ibex 35.

Los números del tercer trimestre ha revitalizado una cotización deprimida. El margen de intereses creció un 1,3% hasta los 3.720 millones de euros, con los ingresos totales en los 6.610 millones. Los ingresos ‘core’, el 94% del total, saltaron hasta el nivel más alto en la historia de la entidad.

Aunque admiten que hay mucha incertidumbre alrededor del negocio bancario, los analistas de Jefferies creen que CaixaBank cuenta con un mix de ingresos de su negocio principal que es “mejor que el de sus comparables, con recuperación vía comisiones y préstamos corporativos”. La firma es una de las más optimistas respecto a la evolucion futura en Bolsa del banco. Recomienda comprar con un precio objetivo de 3,20 euros por acción.

Leave a comment

Back to Top