“Daimler, SAP, Allianz, Air Liquide y Vivendi son nuestras grandes apuestas”

5 DIAS, Ibex 35

Desde los mínimos anuales de agosto, las subidas han regresado con fuerza a la Bolsa. Aunque todavía quedan muchas incertidumbres por resolver, el acercamiento entre Estados Unidos y China y la ausencia de un Brexit duro están llevando a los inversores a incrementar su apetito por el riesgo. En este entorno, Francisco José Rodríguez, director de análisis de renta variable europea de Banco Sabadell, y Nicolás Fernández, responsable de análisis de renta variable y crédito de la entidad, están dando mayor preferencia en cartera a los valores cíclicos más castigados.

Después del buen año que vive la Bolsa europea, ¿le siguen viendo recorrido?

Nicolás Fernández. Aunque el Euro Stoxx tiene un potencial limitado del 5% al 6%, hay valores de corte cíclico, que se han quedado muy atrás, con potencial muy interesante.

¿Cuáles serían esos valores y qué razones les llevan a elegirlos?

Francisco J. Rodríguez. Valoramos, por un lado, los fundamentales de las compañías, pero también buscamos catalizadores propios de cada empresa. Mezclando estos dos criterios llegamos a una cartera de cinco grandes valores con los que buscamos batir al índice. El primero de esos valores es Air Liquide, que lo elegimos su visibilidad operativa y la solidez de su negocio. El segundo valor es Allianz, una apuesta que llevamos haciendo desde hace dos años por su elevada visibilidad de resultados y su atractiva rentabilidad por dividendo que se complementa con la recompra de acciones. El tercer puesto es para Daimler, una apuesta más reciente y fruto de la estrategia de decantarnos por las firmas cíclicas que se han quedado muy atrás. Creemos que el castigo que había recibido la acción había sido exagerado. El cuarto integrante es SAP, una apuesta a largo plazo que permite jugar la tendencia de los negocios en la nube, con crecimientos del 30% anual. La lista la cierra Vivendi, porque consideramos que no se está valorando en la justa medida el negocio que tiene de contenidos de música.

La debilidad de los datos macroeconómicos llevaron en verano a descontar un escenario de recesión. ¿Lo ven así?

N. F. No trabajamos en un escenario de recesión sino de ralentización con peores datos en Europa que en EE UU. El grado de ralentización dependerá de lo que hagan las políticas monetarias. Eso en EE UU es más sencillo de gestionar que en Europa donde la política monetaria ya no tiene más recorrido. Llegados a este punto lo que hace falta ahora son políticas fiscales, que fomenten el crecimiento y la inflación.

Estamos en la recta final de la campaña de resultados ¿cómo la valoran?

F. J. R. La temporada de resultados ha seguido la tendencia que impera en la Bolsa a lo largo del año, caracterizada por la enorme polaridad que hay dentro de los propios sectores, con compañías con muy buen comportamiento y otras que no. La reacción de los inversores muestra que lo que prima a día de hoy es la visibilidad y que los flujos de caja futuros y dividendo están asegurados. Así las compañías que han dado cualquier muestra de duda como AB InBev han sufrido fuertes castigos, un ejemplo del cortoplacismo que impera en la actualidad.

¿Cuáles son sus expectativas de beneficios para las empresas europeas en 2020?

J. F. R. A nivel agregado nuestras expectativas de crecimiento de beneficios es del 7% al 8%, pero muy polarizado. Por encima de estas cifras destacarían los valores con exposición a Asia, por lo que sobreponderamos sectores orientados al consumo en China. A esto se suman industrias que lo van a tener más fácil aunque solo sea por el recorte de las estimaciones que han sufrido este año. Si se cumple que no hay recesión, nos gusta el sector automovilístico y las acereras.

¿Ven agotadas las estrategias defensivas como la inversión en valores de alta calidad y buenas rentabilidades por dividendo?

N. F. Con la vuelta del verano y ante las buenas noticias sobre el Brexit o la guerra comercial hemos adoptado una estrategia más cíclica en nuestra cartera. Desde los mínimos de la Bolsa en verano, el rebote ha estado liderado por los cíclicos. Que esto dure dependerá de si el Brexit y la guerra comercial se estabilizan, tal y como se está viendo, y los datos macro se recuperan. Hay sectores castigados que tienen mucho que dar frente a unos defensivos que parecen agotados. De momento, a corto plazo y dada la estacionalidad positiva del cierre de año, los cíclicos siguen teniendo recorrido.

¿Qué escenario barajan para el Brexit y la guerra comercial?

N. F. La lógica te lleva a pensar que se va a llegar a un acuerdo comercial porque no creo que sea bueno para nadie la opción alternativa. Nosotros no hemos trabajado nunca con un escenario apocalíptico. Respecto al Brexit, al menos se ha abandonado la idea de una salida sin acuerdo.

¿Qué esperan del 10N?

N. F. Los riesgos políticos no los tenemos en cuenta a la hora de seleccionar los valores. De hecho, los acontecimientos políticos pueden dar lugar a oportunidades de compra si te crees los fundamentales de las compañías. En el caso de España, es evidente que llegará un momento en el que la falta de Gobierno pasará factura a la economía. Por tanto lo que pedimos es un Gobierno estable para los próximos años.

Leave a comment

Back to Top