Análisis de los resultados: El PSOE gana las elecciones generales con una mayor incertidumbre para encarar la próxima legislatura

ANALISIS, Técnico

Ayer se celebraron elecciones generales en España fruto de la repetición electoral tras la incapacidad de PSOE y Unidas Podemos alcanzar un acuerdo. El PSOE volvió a posicionarse como el partido preferido para los electores, aunque con una pérdida de representación parlamentaria de tres escaños hasta lograr 120.

Otros titulares que nos ofreció la jornada electoral dentro del eje ideológico de la derecha son: El ascenso del Partido Popular hasta los 87 escaños (+21 escaños), Vox se disparó hasta 52 escaños (+28 escaños) posicionándose como la tercera fuerza del arco parlamentario y, en último lugar, Ciudadanos que tras el contundente resultado de abril ha sufrido un varapalo electoral desde los 57 hasta 10 escaños.

Screenshot 20191111 004512 10n Elecciones

Screenshot 20191111 004512 10n Elecciones

Por su parte, en el eje izquierda vimos como Más País entró con poca fuerza en el Parlamento español hasta los 3 escaños y Unidas Podemos se quedó con 35 escaños (-7 escaños). Los beneficiados han sido los partidos regionales que han conseguido un mayor peso y que hacen más complicado un escenario de formación de Gobierno para estabilidad parlamentaria para la próxima legislatura.

Con estos resultados, no se resuelve las dos preguntas clave de la anterior legislatura ¿Con que apoyos se forma Gobierno? ¿Debe entrar Unidas Podemos al Gobierno de España?

Contexto complicado, mayor dificultad para la investidura y aguantar toda la próxima legislatura

Con una aritmética parlamentaria más simple, los líderes políticos españoles fueron incapaces de poner en marcha un Gobierno, hoy, esta dificultad se incrementa ante una mayor división del Parlamento. Esta fragmentación cuestiona la resolución de los retos más inmediatos que puede enfrentar el Gobierno.

Hoy el Gobierno español vive con Presupuestos prorrogados de la última legislatura del Partido Popular. Veremos si hay consenso para iniciar un nuevo Gobierno en los próximos meses y si es capaz de consolidar unos Presupuestos para 2020, mientras tanto a seguir prorrogando.

En términos generales, la ventaja de la fragmentación y la dificultad de acuerdo es que el legislativo tiene dificultades para incrementar el volumen de regulaciones que recaen sobre el sector privado y de agravar la situación de desaceleración económica.

No obstante, el Gobierno del PSOE ha mostrado el uso abusivo de los Decretos Ley que le han servido para marcar la pauta de Gobierno y acometer medidas de gasto, entre ellas, la subida salarial a los empleados públicos o la subida de las pensiones de acuerdo al IPC.

Estas medidas han llevado a Bruselas a señalar que el ejecutivo tiene «riesgo de desviación significativa» con los Presupuestos prorrogados. Específicamente, se advierte de que el gasto previsto en el proyecto es cuatro veces superior al «tope» impuesto por Europa. Se pide a España que reduzca el déficit con un ajuste presupuestario -con un aumento de los ingresos o una reducción de los gastos- de unos 7.600 millones de euros.

El contexto económico se ha complicado en los últimos meses. Recordemos que las últimas cifras del mercado laboral muestran los peores registros de la EPA en siete años. El número de ocupados aumentó en 69.400 personas en el tercer trimestre de 2019, el peor dato desde 2013.

Screenshot 20191111 011422 Adobe Acrobat

Screenshot 20191111 011422 Adobe Acrobat

Peor que un «no acuerdo» es un «mal acuerdo». En un supuesto escenario de pacto por la izquierda en el que se pretenda revertir la reforma laboral o bien poner más impuestos al trabajo con el fin de ajustar el gasto público a la media europea, sería una mala noticia para un mercado laboral que se ha estado debilitando.

Además, la Comisión Europea ha revisado a la baja la previsión de crecimiento del país del 2,3% al 1,9% para este año, y del 1,9% al 1,5% para 2020. Un problema si el Gobierno sigue empeñado en forzar el incremento de medidas que condicionan el gasto estructural.

Screenshot 20191111 071632 Adobe Acrobat

Screenshot 20191111 071632 Adobe Acrobat

Al mismo tiempo, si se sigue por una senda de mayor gasto estructural, faltando el compromiso con la estabilidad presupuestaria, se estará incrementando el riesgo vinculado a la capacidad de refinanciar los vencimientos de deuda pública ante un shock (interno o externo) que disparen los intereses de la deuda en un país con una deuda pública cercana al 100%.

Reacción en los mercados

Ayer vimos que ante los primeros resultados electorales, el EUR/USD caía muy levemente de los 1,1024 dólares hasta los 1,1016 durante el momento del escrutinio. Pero el verdadero reto lo veremos hoy con la apertura del Ibex 35 y sus homólogos europeos.

Screenshot 20191111 020925 Eikon

Screenshot 20191111 020925 Eikon

Las acciones europeas abrirán a la baja pero hay que tener el cuenta los factores externos que se unen a la sesión. Y es que tenemos complicaciones en la primera fase para lograr el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China (Donald Trump, negó haber aceptado reducir los aranceles a China). También tenemos las tensiones flagrantes en Hong Kong, afectaron el apetito de riesgo de los inversores.

Los sectores sometidos a mayor regulación como la banca y las eléctricas son las empresas con una mayor sensibilidad ante un contexto político de una mayor incertidumbre. También está en el aire la posibilidad del impuesto a la banca lo que complicaría aún más conseguir rentabilidad en un contexto de tipos de interés en mínimos históricos.

Leave a comment

Back to Top