Elecciones generales 2019 | La Bolsa española, a la espera de los pactos

EXPANSION, Mercados

El mercado daba por hecho que el resultado electoral arrojaría una fragmentación parlamentaria similar y los expertos no esperan una reacción significativa en la Bolsa y en los bonos soberanos. El Ibex ha caído todos los lunes tras la celebración de elecciones generales, excepto en los últimos comicios.

La historia se repite. Las elecciones generales dejan un escenario parlamentario tan fragmentado y complicado de casar como el que emergió de los comicios del 28 de abril. El mercado daba por hecho este resultado y está preparado para seguir transitando por un periodo de incertidumbre hasta que se conforme el Gobierno que saque al país de la parálisis.

Los expertos descartan una reacción significativa de la Bolsa y de los bonos. El Ibex ha caído todos los lunes tras la celebración de elecciones al Parlamento, excepto el 29 de abril, cuando subió un mínimo 0,12% con la inercia de los máximos históricos que alcanzaba Wall Street y sin prestar atención a la política española.

Los inversores que mueven las bolsas -los grandes gestores de fondos de inversión y planes de pensiones- están más pendientes de la cuenta de Twitter de Donald Trump. Con las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China en un punto crucial, ya que se espera la confirmación de la primera fase de un acuerdo que aliviaría la preocupación sobre una posible recesión global, cualquier otro asunto queda eclipsado en los mercados.

«Hasta el momento, el bloqueo político ha tenido poco impacto en el mercado español, que ha estado [incluso] más condicionado por los problemas de Italia, el conflicto catalán o el Brexit», señalan los analistas de MacroYield. En esta firma explican que para el mercado no es relevante que el bloque que finalmente gobierne sea de izquierdas o derechas;lo que preocupa es la eventual entrada de Unidas Podemos (UP) en un gobierno. Ése sería el resultado peor recibido por los inversores. «Algunas de las propuestas de UP coinciden con las del PSOE, pero el mercado tendría más miedo respecto a cómo terminarían aplicándose o con qué intensidad», remarcan. El impuesto a la banca, las restricciones a las inversiones en sicavs y la intervención en los precios de las eléctricas y del sector inmobiliario son los aspectos del programa de la formación izquierdista que más preocupan.

Alivio

El resultado electoral, sin embargo, permite pensar que el PSOE evitará tener a UPde socio de gobierno y el mercado podría recibirlo bien, según los expertos. «El resultado le da más fuerza a Sánchez delante de la izquierda para formar Gobierno, y el notable ascenso de la derecha reformista liberal también es relevante. Sin lugar a dudas, debería sentar bien al mercado», opina Gisela Turazzini, consejera delegada de Blackbird Broker.

Los expertos creen que la opción más probable es que el PSOE forme un Gobierno en minoría a cambio de hacer concesiones al PPpara que se abstenga. «Pedro Sánchez no ha hecho hincapié durante la campaña en la parte de los impuestos. Podría ser que ofreciera al PP, y quizás a Cs, aunque ahora no sea relevante, una bajada de impuestos. Y también podría llegar a acuerdos en temas importantes de Estado en lo que el PSOE piensa igual que el PP», comenta Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas.

Joaquín Robles, analista de XTB, remarca que «seguimos con el mismo problema» para la formación de una mayoría parlamentaria que apoye una investidura de Pedro Sánchez, y no descarta que España tuviera que ir de nuevo a elección, lo que empezaría a ser grave porque se están paralizando inversiones. Pero también cree que el mercado incluso aceptaría ese escenario. Sin embargo, este experto considera más probable que se «vaya a algún tipo de abstención» que facilite la formación de gobierno. «Lo que hace falta es un Gobierno estable que pueda responder tomando medidas ahora que la desaceleración económica en Europa es cada vez más palpable y que si finalmente produce el Brexit a finales de enero se puede generar inestabilidad. Como tampoco sabemos cómo va a acabar la guerra comercial entre EEUU y China», agrega Robles.

Negociaciones

El mercado vigilará a partir de hoy los movimientos de acercamiento del PSOEa los distintos partidos, y el proceso negociador que se abre. «Ya veremos cómo se va orientando. Se debería avanzar hacia la fórmula de un gobierno en minoría del ganador apoyado puntualmente por otros. No se puede aspirar a más. El PSOE se podría apoyar en la derecha para los temas de fiscalidad y la reforma laboral;y con la izquierda, para abordar las políticas sociales», argumenta Guillermo Santos, socio de iCapital.

El peor escenario, insisten los expertos, es la prolongación del bloqueo político que obligaría a extender unos presupuestos que no se ajustan a la realidad económica, ya que fueron concebidos con una situación económica totalmente distinta, y complicaría el control de un país que se enfrenta a un serio problema de ralentización en toda Europa.

Impacto a medio plazo

Lo que parece evidente es que en la gobernabilidad de España tendrá que intervenir más de un partido político, ya sea participando en una coalición de Gobierno o con apoyos puntuales a un ejecutivo en minoría. Todas las formaciones intentarán, de una u otra forma, influir en la conformación de las políticas económicas, y eso sí que puede impactar a medio y largo plazo en la Bolsa. Los bancos y las eléctricas serían las compañías más sensibles a los distintos programas políticos.

Leave a comment

Back to Top