Mapfre: la búsqueda de clientes rentables resta más de 150 millones a la facturación de autos

Empresas, EXPANSION

El presidente de Mapfre Antonio Huertas.

Es el único ramo de no vida que ve caer los ingresos a septiembre. El grupo apuesta por la disciplina técnica pese al impacto a corto plazo.

El rigor técnico en la contratación pasa factura al principal ramo de actividad de Mapfre: los seguros de autos. Hasta septiembre la compañía que preside Antonio Huertas ha visto caer la facturación global de este tipo de pólizas más de 150 millones respecto a idéntico periodo de 2018. Una reducción que los responsables de la entidad atribuyen a una menor emisión en pos de la búsqueda de rentabilidad.

Alertada por la elevada siniestralidad que soportaban los seguros de autos en algunas de las divisiones internacionales de la entidad, Mapfre ha apostado por una estrategia de eficiencia operativa que confía en que pueda ayudar a impulsar el beneficio en este apartado. Pero antes de alcanzar este propósito, el grupo ha tenido que aceptar un efecto inmediato no tan positivo: el recorte de las primas. Algo que ha convertido a autos en el único ramo de no vida de la compañía que pierde terreno en el mercado.

En los tres primeros trimestres de 2019 Mapfre ha ingresado 5.080,6 millones de euros por la venta de pólizas de autos, un 3% menos que hace un año, cuando las primas se calcularon en 5.237,1 millones. Esto es, se ha producido una caída de 156,5 millones en la facturación de este ramo, que el más relevante para la entidad por delante incluso de todo el negocio de vida.

Los responsables de la aseguradora explican este descenso por la disciplina técnica que ha empezado a aplicar. Así, el informe financiero de la entidad, publicado el pasado jueves, señala que las primas de autos caen «debido fundamentalmente a una menor emisión en Brasil, Estados Unidos y Turquía por la adopción de medidas técnicas para reducir la siniestralidad».

Ratio combinada

Este rigor operativo ya ha conseguido una mejora de la ratio combinada (que calcula el impacto de los gastos y los siniestros sobre los ingresos por venta de pólizas) en dos de estos tres mercados. En Brasil esta referencia reveladora de la rentabilidad operativa ha pasado del 121,7% de hace un año al 107,4% actual y en la región de Norteamérica -donde se incluye Puerto Rico, pero Estados Unidos es el principal país-, del 104,2% al 102,8%.

Turquía, por el contrario, continuó asistiendo al deterioro de la ratio combinada, que a septiembre ha empeorado hasta el 120,4%, según apunta la propia Mapfre. El principal desencadenante de esta falta de eficiencia técnica es un cambio de regulación que afecta al seguro de responsabilidad civil de automóviles desde abril de 2017, y que ha impuesto «un importante descenso en las tarifas», señala el grupo en su informe financiero. Este impacto se añade a un repunte de la siniestralidad derivado del pool de riesgos agravados, obligatorio para la cobertura de la responsabilidad civil de automóviles que comenzó a operar en dicha fecha y en el que participan todas las aseguradoras que explotan este ramo en el mercado turco.

Leave a comment

Back to Top