El PSOE y ERC exploran hoy vías de acuerdo para la investidura de Sánchez

Economia, EXPANSION

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, y el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián el pasado mes de junio en la ronda de contactos del PSOE con los partidos que al final resultó fallida.

La ‘número dos’ del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, se reúne hoy en Madrid con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.

Lastra tanteará a Rufián para saber qué posibilidad hay de que los diputados independentistas faciliten la investidura de Pedro Sánchez, pese a que ayer el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ya avanzó ayer que Esquerra está instalada por ahora en el no a la investidura y ha advertido de que no piensan plantearse la abstención hasta que no se abra una mesa de negociación sobre Cataluña.

«Vamos a la reunión a explicar al PSOE que de momento tienen nuestro ‘no’ y que las circunstancias han cambiado desde julio», cuando los republicanos se abstuvieron en la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que no prosperó, han señalado a Europa Press fuentes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Fuentes consultadas por Servimedia aseguran que se trata de una «ronda preliminar».

En ERC ven positivo el acuerdo firmado por Sánchez y Pablo Iglesias pero apuntan que eso no les hace olvidar todo lo que el jefe de Ejecutivo en funciones ha dicho y hecho en los últimos meses, especialmente tras la sentencia del procés, en referencia a los anuncios lanzados en campaña por el presidente en funciones: recuperar el referéndum como delito en el Código Penal y medidas sobre la educación y los medios catalanes.

«Han amenazado con el 155 en Cataluña, han amenazado a la escuela y los medios de comunicación públicos y quieren introducir en el Código Penal la penalización por hacer un referéndum» sostienen las mismas fuentes a Europa Press. Tampoco ha ayudado, continúan, que en el preacuerdo que presentaron el martes Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se incluyan puntos como el número nueve, que hace referencia a «garantizar la convivencia en Cataluña».

«Les explicaremos que estamos en conflicto político entre Cataluña y el Estado, y que apostamos por una resolución democrática y una mesa de negociación donde pondremos la autodeterminación y la amnistía«, señalan las fuentes republicanas que aseguran que están dispuestos a escuchar a lo que Lastra tenga que decirles, aunque, subrayan, si quieren que ERC se replantee su posicionamiento «tendrán que moverse mucho«.

El PSOE, por su parte, asegura que «se puede dialogar», pero recuerda que ya existe una mesa de partidos en el Parlament a la que no se ha dado uso, ha recordado el portavoz socialista adjunto en el Congreso, Felipe Sicilia, en una entrevista en RNE. «No se reúne y apenas le dan ningún tipo de uso. Tienen que hablar, pero primero los partidos de Cataluña», ha defendido.

«Estamos abiertos al diálogo, pero dentro de la Constitución. Queremos hablar, queremos dialogar, queremos tender puentes pero dentro de ese marco. A ERC le vamos a decir que esa es nuestra posición, confiamos que se atengan al principio de realidad», ha asegurado Sicilia, subrayando que «jamás» van a aceptar el derecho de autodeterminación y se puedan independizar. Con todo, confían en que ERC apoye al gobierno de coalición y que «no de la oportunidad a la derecha» de sumar fuerza.

Los socialistas empezaron ayer contactos para recabar los apoyos necesarios para la investidura de Sánchez, aunque el camino hacia el Gobierno de coalición con Podemos se complica ante el no de ERC y Ciudadanos.

Una complicada ronda de contactos

Lastra, que mantiene buena sintonía con Rufián, ha incluido a las formaciones independentistas catalanas en su ronda de contactos para captar los apoyos a Sánchez y ha excluido de esta a Bildu y a Vox. Desde el PSOE insisten en que van a trabajar para que la gobernabilidad no recaiga en los independentistas pero asumen que ellos deben facilitar la investidura del hoy presidente en funciones.

Además, el cambio de escaño en Vizcaya, que resta un diputado al PNV a favor del PP, obliga al PSOE a asegurarse la abstención de Bildu, además de ERC, si Cs, tal como han anunciado, rechazan la investidura.

El pacto entre el PSOE y Unidas Podemos para un gobierno de coalición parte con 155 votos en el Congreso y para superar la sesión de investidura necesitaría sumar a otras fuerzas. Para ser investido presidente se necesita mayoría absoluta en una primera votación, es decir, 176 síes, o bien mayoría simple (más votos a favor que en contra) en una segunda.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top