ERC será «mucho más exigente» con Pedro Sánchez porque «la confianza» ahora «no existe»

Economia, EXPANSION

El vicepresidente de la Generalitat De Catalunya, Pere Aragonèsm, ayer a su llegada al pleno del Parlamen.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha reiterado hoy al PSOE que que ERC será «mucho más exigente» ante un «Pedro Sánchez que ha cambiado y la confianza que podía haber para poder avanzar en este momento no existe» y cree que el documento de Pedralbes firmado por el Gobierno y el Govern en diciembre es un «buen punto de partida» para negociar sobre «un conflicto político».

Aragonès, que hoy ha concedido una entrevista a Onda Cero, ha vuelto a reclamar que se constituya una mesa de negociación, ya que «los acuerdos políticos de calado necesitan tiempo, necesitan espacios de confianza, necesitan no estar presionados por un reglamento y no estar sometidos al escrutinio público».

«Podemos desarrollar ese acuerdo porque establecía un esquema de salida política», ha puesto en valor, entendiendo que el documento tenía «ambigüedad» para permitir que posiciones alejadas comiencen a «cambiar el marco de actuación». «No se debe cronificar el conflicto, sino buscar soluciones», ha señalado.

«Debemos encontrar caminos de solución política. Este será nuestro eje de actuación y, a partir de ahí, vamos a tomar la decisión en relación a la investidura», expuso. «Sería absurdo pedir el voto a alguien en la investidura pero decir que no vamos a hablar con él o negociar», ha añadido el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña.

«Desde julio a ahora han cambiado cosas», ha continuado. Explicó que en la anterior investidura se entendió que era «importante que hubiera un Gobierno en el Estado con el que pudiéramos empezar una interlocución», aunque lamentó que «hemos visto cómo Sánchez ha ido asumiendo una parte del discurso de Ciudadanos» en relación a los medios públicos catalanes, lo que están haciendo los maestros o al proponer la tipificación de la convocatoria de referéndum ilegal.

Ante «este Pedro Sánchez que ha cambiado», considera que en ERC «debemos ser mucho más exigentes». «La confianza que podía haber en que podíamos avanzar, creo que en este momento no existe», admitió Aragonès. Por tanto, llamó a «concretar» los términos de una negociación en la que se pongan sobre la mesa «instrumentos claros para resolver este conflicto».

En todo caso, ha dejado claro que ERC no apoyará el programa de un Gobierno electoral que sea «calcado» del de Cs. Así, Sánchez contará con el no de su grupo parlamentario si es que «asume las tesis del nacionalismo español de perseguir penalmente lo que es un conflicto político». En otras palabras, «todo lo que conduzca a soluciones penales y a intentar limitar el conflicto a cuestiones penales aleja el acuerdo».

Por el contrario, «todo lo que lleve a tratar el conflicto como un cuestión política acerca el acuerdo». En este sentido, opinó que Pedrales «es un buen esquema» y «un buen punto de partida». Bajo este precedente, dijo que «podemos ver cómo se articula la mesa de negociación» para llegar a «un esquema de salida política» con «la ambigüedad mínima para garantizar que posiciones tan alejadas como las que tiene el PSOE y ERC o Junts» se acerquen.

En esta mesa de negociación entre «dos partes que defienden los intereses que están en conflicto», señaló que en ERC pueden ser «flexibles» y «pueden ser los gobiernos» o «pueden ser los partidos» los que participen en este foro. «Podemos ver cómo se articula», insistió, y remachó advirtiendo que hay «las soluciones sólo pueden ser políticas».

Insiste en una solución política para la crisis de Cataluña, sin que pase por «soluciones penales»: «Es evidente que todo lo que conduzca a soluciones penales e intentar limitar el conflicto político a una cuestión de Código Penal, esto aleja el acuerdo. Todo lo que sea tratar el conflicto político como una cuestión política, acerca el acuerdo», ha asegurado el dirigente de Esquerra.

Considera que una reforma del Código Penal para ilegalizar los referéndum de independencia, como propuso Sánchez en campaña, es una tipificación «pensada para ellos» y dificulta el apoyo. «Todo lo que acerque a una solución acordada, política y democrática nos acerca al acuerdo, todo lo que aleja de allí lo hará difícil», ha insistido, al preguntar ser preguntado si el Gobierno debía dar marcha atrás en medidas como el Decreto contra la República Digital.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top