Telefónica, primer beneficiado del nuevo plan de compras del BCE

Empresas, EXPANSION

Telefónica. No podía ser otra. La empresa española con más actividad en el mercado de deuda, con emisiones que superan año a año los miles de millones de euros, ha sido la primera en el país en beneficiarse de la segunda edición del programa de compras de bonos que puso en marcha el Banco Central Europeo (BCE).

La autoridad monetaria reinició este mes sus adquisiciones de bonos, tanto soberanos como corporativos, en un intento de impulsar la deprimida inflación y lanzar nuevos estímulos contra la desaceleración económica .

Aunque fuentes conocedoras del proceso aseguran que la institución europea puede haber ampliado estos días el volumen de las emisiones que ya tenía en cartera, la de Telefónica es la primera incorporación a su portfolio de una nueva colocación española desde la puesta en marcha de lo que ya se conoce como QE2 (expansión cuantitativa 2, por sus siglas en inglés).

La emisión que ha adquirido el BCE corresponde a 500 millones de euros que colocó Telefónica el pasado junio con un vencimiento de nada menos que 20 años. Se trataba de una operación privada, un movimiento oportunista de la compañía de telecomunicaciones española -siempre vigilante para optimizar sus más de 38.000 millones de pasivo- que había detectado un fuerte apetito inversor por los plazos más largos y podía aprovecharlo para alargar la vida media de su deuda a bajo coste. Barclays fue el único banco de inversión presente en una colocación de éxito que logró a precio de saldo, con un interés del 1,96%, una tasa muy parecida a la que Telefónica logró en febrero en una emisión pública a la mitad de plazo, 10 años .

La tenencia de estos 500 millones se reparte entre diferentes fondos de gestoras como BlackRock, Crédit Agricole y Vanguard. Desde la semana pasada, también el BCE. La institución monetaria, sin embargo, no publica el volumen que adquiere de cada emisión que incorpora a su cartera por lo que se desconoce el porcentaje que controla.

El BCE, como resultado de los casi dos años en los que estuvo en marcha el primer programa de compras de deuda corporativa, mantiene otras 18 emisiones de Telefónica en una cartera que supera los 180.000 millones de euros. Además de bonos de la operadora española, en el anterior programa el BCE compró en España deuda de Abertis, Iberdrola, Ferrovial, ACS, Mapfre… En definitiva, de las compañías europeas que cumplen con los parámetros del programa (ver información adjunta).

Más compras

En la primera semana completa desde el reinicio del QE , la institución con sede en Fráncfort ha adquirido casi 3.000 millones de euros en bonos corporativos, una cuantía muy superior a la esperada. De hecho, si mantuviese ese ritmo a lo largo de todo el mes, compraría en deuda de empresas el 60% de los 20.000 millones previstos para el total del programa en noviembre, frente al 7% que ha adquirido hasta ahora.

Los expertos esperan que, en este segundo programa, las adquisiciones del BCE se inclinen en cierta medida hacia los bonos corporativos para evitar las restricciones por geografía de las compras de deuda soberana, que se rigen por la clave de capital. Sin embargo, fuentes financieras aseguran que el acelerón actual simplemente refleja que la institución está acelerando las compras en vista al parón de dos semanas que hará en los mercados en diciembre.

Hasta ahora, la autoridad monetaria ha dedicado un 10% de sus compras de deuda corporativa a bonos españoles. Por sectores, el de telecomunicaciones, al que pertenece Telefónica, es el cuarto más prolífico al concentrar el 9% de las adquisiciones.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top